lunes, septiembre 15, 2014

Compartiendo una visión de lo que entendemos por lo "malo" y el "maligno"


... 
Estimados lectores: 


una colega me preguntaba hoy por "quién gobierna" a los planificadores del "terror" (en alusión a los actuales responsables mundiales de masacres y asesinatos que se muestran en la prensa) 

esto en relación a un comentario que hiciera el Papa Francisco en
http://www.cooperativa.cl/noticias/mundo/vaticano/papa-francisco/papa-francisco-dijo-que-la-tercera-guerra-mundial-se-combate-por-partes/2014-09-13/125024.html quien habla que actualmente estamos en una tercera guerra mundial pero no la clásica que muchos supuestamente suponemos.

Comparto con Uds. mi respuesta que creo que a alguno le servirá, eso espero. Aquí va más abajo el texto (con correcciones posteriores eso sí .. ;-)

Estimada Luisa:

en relación a lo que mencionas, me preguntaba en la mañana justamente la escencia de todo esto de fondo, en el sentido de que lo malo, o al menos lo no bueno (por decirlo de cierta forma) no puede ser algo tan simple de que no tenga origen ni comienzo ni un representante máximo (osea una inteligencia detrás, una entidad, un ser que vive y que sabe de nosotros) ni una influencia adicional de esta entidad maligna hacia nosotros, así como nuestra consciente o inconsciente apertura de puertas a lo no benigno, es decir, a hacer cosas malas, sea que las pensemos, que lo sintamos, que lo llevemos a la acción, etc etc. 

No quiero decir que nosotros en escencia seamos malos, sino que somos influenciables (sea por temas familiares, por educación (colegio, amigos, universidad, iglesia, grupos, etc)) y somos torpes a la hora de participar y relacionarnos con los demás casi como si se tratase de una competencia o una batalla diaria, y nos permitimos obrar mal, hacer las cosas de maneras que uno mismo sabe que no son buenas cuando en realidad si somos capaces de "hacer bien" las "cosas buenas", pero por alguna razón misteriosa, no lo hacemos tal cual y nos vamos enviciando. A eso le llama quizás Jesús el "pecar" que es intrínseco nuestro. 

Ahora bien, somos malos en escencia? Yo creo que no, y de hecho estoy convencido y no solo lo creo (se que es así) de que provenimos de la creación de DIOS que es en escencia la benignidad y bondad misma, y por ello se le llama SANTO, y en esta creación no había maldad pero por razones misteriosas (quizás de perfección espiritual, no se, son misterios) DIOS quizo darnos libre albedrío (no confundir con libertinaje) y allí algunos (como versan los documentos bíblicos judíos y de tantas otras religiones y culturas) quisieron hacerse ellos mismos deidades y seres adorables (a adorar) y comenzó la desobedencia a DIOS (a amarlo eternamente) y comenzó en el fondo la maldad, representada por algunos a los que llamamos "malos" aunque al parecer hay uno o dos principales, y de allí se le sumaron secuaces y por ello se intuye que "los malos" (al menos los no buenos) tienen su representante máximo al que se le puede llamar de muchos modos pero en especial el de "maligno", o "el maligno" es el que mejor le calza. 

Ahora bien, somos todos iguales en cuanto a nivel de bondad y en cuanto a nivel de maldad (actuar y hacer el mal, aunque no sea segpun nosotros algo tan grave)? DIOS da a los judíos mandamientos a través de Moisés, y Jesús luego los consolidad en dos, "Amar a DIOS por sobre todas las cosas" y además "amar al prójimo como a uno mismo". Allí está claro que todo el universo está mencionado, osea, amar a DIOS, amar a los demás, amarse uno mismo. 

Ahora bien, qué entendemos por amar, es algo quizás relativo, porque hay gente que ama el bien y otros que aman lo malo y quizás nosotros inconscientemente estamos en la mitad.

Qué es lo bueno, cuando algo es bueno, y muy en especial quién es el BUENO (y la BONDAD en escencia) para seguirla y tenerla de referente para todo? Para los cristianos, y según las propias palabras de Jesús, solo hay uno bueno, el PADRE, el CREADOR de todo.

Entonces uno puede preguntarse "qué y cómo es lo bueno"? Algunos lo llegan a conocer indirectamente al descubrir que existe lo malo, y lo malo no sería tal si detrás de ello no hubiera una inteligencia, una "maldad" o una "intención evidente por no hacer el bien". 

Volviendo a tu pregunta original, me queda claro que sea el maligno o sus secuaces o todos ellos juntos, gobierna (controla) desde lo espiritual a estas personas que hacen el mal, incluso nosotros mismos caemos en lo que llamamos "pecado" y por eso mismo nos dejamos a veces llevar por el maligno, sin quererlo, pero lo hacemos efectivamente. Ahora bien, cuántas caras visibles o invisibles tiene el maligno y todo lo que lo rodea, a lo que denominamos "la maldad"?

Si la maldad no tuviera cara o no te mirara a los ojos o no fuera perceptible, o no hubiera una inteligencia detrás, sería como mirar al mar y suponer que esa gran ola que viene peligrosamente contra nosotros es algo natural y que debemos reaccionar a tiempo para evitar ser dañados por esa ola. Obviamente varios entendemos que eso no es así y que el peligro no es incluso un perro que no nos conoce y que nos ladra, porque es perro y está defendiendo el territorio que invadimos y que él protege (he allí un ser inteligente aunque le llamemos animal), sino que el peligro en situaciones en donde hay gente no bien intencionada, es que perdamos la vida misma, o la hagan peligrar a aquellos que están cerca nuestro o a los nuestros más queridos.

Eso no lo se, pero me imagino que cada uno pensará al respecto una que otra vez en la semana, en el mes, en el año, en la vida, etc etc, pero entendamos que en algún momento específico el mal nos afectará a nosotros, aunque no quizás como lo esperamos, y no quizás como lo hace con estas víctimas y victimarios en las guerras que menciona el Papa Francisco, sino a su modo, todo desarrollado y preparado estrategiamente para hacernos caer a la perfección, como bien sabe el maligno pues eso si lo sabe hacer bien, osea, hacer el mal.

No se si lo que te propongo a través de mis pensamientos, experiencias y sentimientos expresados aquí, responda a tu consulta?

Te deseo una muy linda vida con DIOS a tí y a los tuyos, y a los que leen este mensaje.


Atte. 
Michel 
esiomajb@gmail.com
Edición: 150914
Reedición: 
Fín del artículo! 
Nota para meditar: Al pasar vio Jesús a un ciego de nacimiento y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿que pecados son la causa de que este haya nacido ciego, los suyos o los de sus padres?" Respondió Jesús: No es por culpa de éste, ni de sus padres; sino para que las obras del poder de DIOS resplandezcan en él". (Este mensaje va en cada artículo de la blog) ...
Publicar un comentario