sábado, julio 14, 2007

Fenómenos paranormales: halucinación o percepción real de un fenómeno real?

Estimados amigos interesados en los fenómenos inusuales:
A través de los siguientes documentos iré entregando algunos materiales que pueden ser de ayuda para comprender la importancia de encontrar un criterio más adecuado para diferenciar casos de testigos que efectivamente perciben "fenómenos inusuales" aunque otras personas presentes no logren percibir lo mismo o incluso ni siquiera noten que uno de los allí presentes está percibiendo algo extraño. Hago esta acotación para manifestar mi disconformidad con el modo como la sociedad y algunos supuestos expertos y terapeutas en el tema tratan a personas que viven este tipo de experiencias y que son tratados como sujetos que viven simples episodios de halucinación diurna o nocturna o incluso una ilusión o algún desorden mental.

Menciono todo esto porque el trato actual a estas personas genera un conflicto importante en algunas personas que por alguna razón aún desconocida al parecer si podrían percibir otros fenómenos o manifestaciones (sean visiones, audición de voces o sonidos, palpaciones tactiles, etc etc) A algunos de estas personas se les tilda de locos o esquizofrénicos (incluso ni siquiera personas que sufren episodios de esquizofrenia sino directamente esquizofrénicos). Esta situación es muy complicada para estos testigos porque muchas veces ni ellos saben bien si lo que están viendo es o no real o verdad pero están claros que lo que perciben sí tiene "algo de real" y por lo mismo no les es fácil determinar qué ocurre con ellos. Incluso algunos de ellos pueden ser personas perfectamente sanas pero que debido a la situación adversa con que se encuentran cada vez que narran estas experiencias inusuales ya que por lo general están sujetos al descrédito de la sociedad, a la burla y a la aislación. La aislación por lo general comienza como una reacción de la sociedad y con el tiempo pasa incluso a ser una actitud del mismo perceptor debido al trauma de la incomprensión incluso cuando ellos siguen viviendo este tipo de experiencias con o sin testigos adicionales de sus experiencias.

Muchas de estas personas son sanas pero por lo incómodo de la significancia de estos sucesos inusuales en la sociedad, es posible que muchas de estas personas enfermen y que incluso algunos médicos psiquiátras o psicólogos o terapeutas incluso ni distinguen y crean que todo el trastorno pertenece a un mismo cuadro.

Me pregunto a veces para qué se nos dió la inteligencia? Incluso creo que muchos escépticos que alegan que quisieran tener ellos mismos este tipo de experiencias, ni ellos están preparados para asimilar lo que significa toda esta situación. Creo que a veces uno entiende lo lamentablemente conveniente que es que cierta gente no sea capaz de vivir este tipo de experiencias porque quizás no podrían volver a vivir una vida 100% similar a la que desarrollaban antes de esos eventos paranormales. Algunos lo asimilarían bien pero otros simplemente entrarían en profundos cambios y cuestionamientos no solo con sus capacidades perceptivas y cognitivas sino con su comprensión de la vida y sus fenómenos, lo que abarca incluso aspectos sociales y religiosos por no decir espirituales.

Muchas gracias por seguir estas líneas y agradecería cualquier crítica y corrección y consejo!

Atte.
Michel
Ver de paso:
Publicar un comentario