sábado, septiembre 15, 2007

Más apuntes sobre la parapsicología y la ovnilogía

Estimado interesado en el tema OVNI y paranormal:

A través de la siguiente carta quiero responder a 3 preguntas básicas que se repiten por lo general en los temas de discusión que solemos compartir entre los interesados a estos temas. Agradezco de paso a algunas personas que me han hecho preguntas muy interesantes y dado que a veces se han repetido he creído conveniente comentar un poco mi perspectiva en relación a ciertos asuntos que expongo aquí:

1) Cuánto esfuerzo y prioridad dedicar a estos estudios de los paranormal?
2) Investigar para uno o para los demás?
3) sobre la supuesta necesidad de integrarse a un grupo de investigadores?
4) sobre algunas condiciones necesarias para ser investigador de terreno?
5) qué modos hay para investigar en terreno un caso paranormal u OVNI?
6) qué hacer en caso de una urgencia en terreno?

Vamos pregunta por pregunta.

1) Cuánto esfuerzo y prioridad dedicar a estos estudios de los paranormal?

Para partir respondiendo prefiero ir brevemente a mi caso personal que estoy seguro también es el de varios otros que siguen metidos profundamente en el tema desde hace mucho. Cuando comencé en el tema OVNI fue producto de una charla de un ovnílogo peruano efectuada en chile. De allí en adelante partí rapidamente a involucrarme en el tema y sin darme cuenta me di cuenta un día que estaba muy pendiente e interesado en estos tópicos y me pregunté si habría de seguir en esto. No pude responder la pregunta porque ya a los 8 meses me la volvía a hacer y ya lentamente uno se mete y se mete y se convierte en un estudioso del tema y lo toma como lo más normal del mundo por mucho que los demás no entiendan tu vocación.

En un momento me pregunte si era prioritario lo que estaba haciendo y me dije que no pero eso no siginificaba que no dejara de dedicarle tiempo de estudio como toda ciencia. En el fondo con el tiempo hice del estudio de estas ciencias mi segunda profesión. Alguien me preguntará si era prioritario y yo les pegunto "qué es prioritario en la vida y quién lo define?". Obviamente estoy muy de acuerdo que cuando no se tienen los recursos económicos y se tiene que sobrevivir la ovnilogía y/o parapsicología debieran ser sólo unos intereses pero si uno lo hace de manera profesional y aporta a la sociedad y siente que o que hace es realmente trabajar en un campo en donde poco y nada se ha hecho en chile y que se está brindando un servicio público, claramente uno se autojustifica. Quizás para la sociedad esa profesión no vale, pero sí quizás que uno sea por ejemplo profesional. Pero la palabra profesional no significa aún que se esté brindando un verdadero servicio al público sino quizás sí a una empresa. Uno puede ser esclavo de una empresa y ayudar a alguien a hacerse más rico mientras empobrece a otros. Por eso hay que tener cuidado con mencionar la palabra "servicio público" porque puede que mejor sería que no siguiera brindando esos servicios. En chile de hecho se comenta que algunos se han hecho funcionarios públicos no para servir sino para servirse.

Pues bien, cada uno define lo que es prioritario en si vida y cada uno verá en qué invierte su tiempo de la mejor manera y a quien sirve en la vida. Si es que alguien hace o estudia algo que no le hace daño a nadie y que se relaciona con actividades o fenómenos que son casi desconocidos por la sociedad, bienvenidos, hay espacio para todos y la idea es justamente aprender de lo que otros han descubierto y por ello es triste cuando la gente se dedica a criticar sin antes conocer la materia criticada y menos aún si el que investiga tales ciencias lo hace con buena voluntad o no. Nadie se puede arrogar el derecho de indicar en la vida qué es necesario y qué no. Es cosa de mirar la cantidad de injusticias humanas día a día para descubrir que de pronto muchas personas pobres que trabajan de manera ardua y reciben un pago mísero hacen muchísimo más bien que un montón de personas que ganan un tremendo sueldo y que no se ayudan más que a si mismos o a un reducido grupo de personas. Cada uno elige la burbuja en la que desea vivir. Algunos de hecho no tienen otra que vivir en la realidad, como es en el caso de muchos pobres.

Creo que en otros artículos anteriores hice un análisis adicional en cuanto a estos temas comparando el estudio de los ovnis y la parapsicología con la filosofía y otras ciencias que supuestamente son más "etéreas".

Ahora bien, si uno tiene familia está claro que tiene que solventarla y sobrevivir de una manera aún más exigua y de hecho la ovnilogía o la parapsicología no es la mejor manera de sobrevivir a menos que el servicio que algunos prestan como "psicología o terapia alternativa" sea mucho más eficiente o mejor valorada por algunos testigos de episodios inusuales y traumáticos y esa ayuda sea bien recomenpensada. Yo personalmente se que existen varios parapsicólogos trabajando de esta forma, algunos como proto-psicólogos (pseudo-psicólogos) aunque nunca mencionan que no son psicólogos titulados o que estudiaron esa carrera con lo que no están incurriendo en engaño alguno. Así que lo de las priridades es algo que define cada uno.
Por ello respondo aquí a varios de los intersados en el tema OVNI y lo paranormal que quisieran aportar más pero que no pueden porque tienen muchas prioridades en la vida quizás más importantes que la ovnilogía y la parapsicología y eso me parece muy natural y entendible. Yo se que cada uno hace lo mejor que puede y hay que valorar cada aporte pero lamentablemente estamos en una sociedad que se ha arrogado el derecho de implantar casi como una moda "lo que está in o lo que está out" como si el fenómeno de la vida fuera una pasarela de modelos que visten ropa de temporada. Creo que no se pueden andar vanalizando las cosas importantes de la vida y la gente que actua así de pronto suele olvidar que detrás de cada persona desvalorada por ellos hay un ser humano que da lo mejor posible para estudiar el fenómeno que le interesa, sea el que sea y en esto no se puede argumentar que no vale la pena ese estudio en caso que ya hayan muchos. Para la gente que piense así hay que recordarles que en el diccionario existe una palabra llamada "libertad", sea en la modalidad "libertad de culto" y "libertad de expresión". Nunca está demás alguien, y nunca está demás una investigación en lo que sea. Si fuéesemos un poco más respetuosos por la vida y por lo que desconocemos sabríamos valorar un poco el esfuerzo de los demás y no andar condicionando la validez de lo que dicen ni tampoco si lo que hacen tiene sentido o no. Eso sólo lo sabe DIOS y solo EL puede juzgar esas cosas. Nosotros estamos para compartir en la vida y no para andar esclavizando a los demás según nuestros ideales muchas veces egoístas.

Por eso es que yo invito a colaborar a todos los interesados en la medida que quieran y puedan.

2) Investigar para uno o para los demás?

Esta pregunta me parece importante porque descubrir que existen muchos investigadores interesados en estas materias que esperan que los ovnílogos o parapsicólogos les demos pautas de cómo hacer las cosas o de cómo investigar. La verdad es que mi proposición personal es muy distinta a las de los demás porque yo creo haber sido mucho más independiente y autodidacta que muchos otros ovnílogos, en especial conozco a varios colegas que viven dependiendo de lo que otros países e investigadores mundiales de la materia dictan en relación al tema. En parte está bien conocer los planteamientos de otros investigadores pero pensar que porque son extranjeros son mejores es signo de poca confianza en si mismo y más aún muestra cierta tendencia a depender inconscientemente de la idea de que lo externo es mejor a lo nuestro (y con ellos tratar de valorarse más si es que un extranjero colabora con uno) y más aún muestra cierto desconocimiento del fenómeno mismo investigado.

Esto último es complicadísimo porque genera inseguridades naturales en el investigador que sigue este patrón de dependencia. Por ello creo que en parte sí es cierto que hay una diferencia importante entre el investigador que sí ha tenido una experiencia inusual (paranormal, OVNI, etc) en su vida de los que no la han tenido. Cuando se tiene una experiencia se sabe al menos que el fenómeno o la manifestación desconocida sí es real, pero esto se suple con una firme creencia en que el fenómeno sí existe por mucho que ellos no lo hayan podido experimentar en persona. Lo que no se puede suplir es el modo en que se descubre que eso que existe, existe como tal, es decir, con el solo creer ciegamente en algo no se logra tan facilmente comprender cómo es que algo que existe, existe como tal o se manifiesta. Por ejemplo, si a mí me hablan de que existen cocodrilos blancos y yo nunca he visto siquiera un cocodrilo en mi vida sino por TV y nunca he visitado siquiera un zoológico entonces al menos me quedará como recurso imaginar al cocodrilo, pero otra cosa muy distinta es que uno de pronto de la nada esté en la selva y de pronto se ve venir una cosa por el agua de color blanco y no entiende lo que es hasta que aparece una tremenda fiera en el agua que lo intenta atacar, y allí le quedará claro la dimensión del animal en su habitat natural y en especial considerando que uno en ese tipo de situaciones no sabe cómo reaccionar porque el asunto lo descubre a uno desprevenido.

Aunque el ejemplo anterior no es el más afortunado, muestra en parte el problema que hay en la percepción de esta fenomenología y en lo que consiste y en lo que despierta en el inconsciente humano cuando estamos comparando a una persona con experiencia y otra sin esta.

En parte aquí estamos dando una introducción al problema del proceso por el cual pasa un investigador antes y después de tener una experiencia: al principio el investigador será idealista y estará convencido que el tema es muy importante para la sociedad y que por ello debe investigarlo pero una vez que tiene la experiencia, en caso que tenga esa suerte o desgracia (según sea el caso) pasará quizás a tener un mayor interés personal en el tema porque en el fondo inconsciente algo le estará tratando de hacer ver la importancia y significancia de lo que le ha tocado ver y en primera instancia está el hecho de que lo que prsumía como real, efectivamente lo era pero quizás no así como este investigador sin experiencia se lo imaginaba o esperaba sino tal cual como el fenómeno o su manifestación inteligente detrás es y se comporta!

Ese hecho le hará pensar porqué le tocó a él vivir esa experiencia y qué debe descubrir de ello para sí mismo y quizás también en parte qué es lo que va teniendo sentido comunicar a los demás en este sentido. Quizás esta experiencia personal con el fenómeno genere un cambio en el modo de percibir este tipo de realidades inusuales y el modo de difundirla. No será hasta ese momento en el cual el investigador no entenderá bien cuál es la experiencia de ser testigo y una vez que lo viva en carne propia recién allí logrará entender la verdadera dimensión del fenómeno y quizás tendrá que evaluar su inconsciente idealismo en este tipo de materias. De hecho muchos investigadores hasta esa fecha se habrán preocupado mucho de la opinión del público no experto en este tipo de materias y en esperar que estos lo tengan por un investigador creíble pero hasta ese momento habrá sido dependiente del interés de los demás pero no tanto del suyo propio.

Por ello, y para evitar pasar esa fase que a veces puede resultar dramático para algunos ovnílogos o parapsicólogos y evitar especialmente que los demás investigadores del tema lo miren a uno como un novato que cayó en una especia de experiencia "desvirginizante" no esperada ni dimensionada y descubrir desde ese momento que el interés por el tema debiera ser más personal que hipoteticamente como un servicio a la humanidad, creo que es mejor desde un principio proponer que la gente investige para sí mismo. Además esto permitirá que uno aprenda mucho más.

Es bueno mencionar que muchos de aquellos que ingresan a la ovnilogía o parapsicología suponiendo que es una ciencia para todos de lo que no hay duda alguna porque nadie falta y nadie es rechazado y menos aún cuando no hay gremio ni nada, aunque ese pensamiento está bien en un principio de a poco va tomando otro significado y valor dado que uno va descubriendo de que se desconoce que la materia era tan amplia y que no es llegar y llamarse parapsicólogo u ovnílogo tan facilmente. Es como ser bombero por un día! Eso no lo hace a uno bombero de por vida.

Creo que un buen consejo que se le pudiese dar a un investigador novato no solo en lo paranormal sino en general es entender que más que tratar de explicar estas experiencias paranormales a los demás primero hay que vivirlas uno mismo para poder entenderlas mucho mejor aunque a veces incluso ni eso se logra de manera fácil y no por culpa de que el investigador sea incapaz sino porque no logra dar con una oportunidad de encuentro con estos seres.

Por eso el ciencia de la ovnilogía (que es parte de la parapsicología) no es un asunto trivial y menos para reírse. Así que en la medida que puedas responder para tí varias preguntas entonces podrás quizás estar cada vez más capacitado para ir entendiendo nuevas cosas para tí y de paso poder ayudar a otros que estén en situaciones similares a las que tú conoces o hayas vivido.

3) sobre la supuesta necesidad de integrarse a un grupo de investigadores?

Entre las consultas que uno recibe a veces está aquella relacionada al modo de poder integrar un grupo. Aunque esto parezca lo más natural del mundo al menos en chile es casi una pérdida de tiempo a menos que uno pueda confiar en los colegas y ni aún así. A veces ocurre que se forman grupos para investigar un tema y comienzan con muchísimas ganas pero con el tiempo esas ganas van disminuyendo si es que no logran tener una experiencia y por ello de pronto sólo terminan manteniéndose los más interesados del grupo si es que a esa altura llegasen a ser más de dos personas porque incluso a veces los grupos terminan desapareciendo de la nada y pasan a ser un simple recuerdo de una época bonita. En parte también esto ocurre por la naturaleza de lo que se está estudiando y porque uno va dimensionando que para entender el tema se necesita entrar cada vez más profundo y eso implica dedicación de tiempo y algunos ya no querrán seguir invirtiendo su tiempo en algo que a veces incluso no tiene perspectivas seguras de llegar a generar una oportunidad de encontrarse con el fenómeno que se dice estudiar.

Creo que lo mejor que pueden hacer aquellos que se vienen iniciando en estos tipos de temas es mantener correspondencia con distintos estudiosos del tema pero una vez que ellos mismos estén investigando algún caso en particular porque sino no hay cómo contrastar conclusiones o intuiciones o modos de investigar.

Si alguien quiere formar un grupo o pertenecer a uno pues de algún modo ya lo está haciendo con solo mantener correspondencia con alguno de nosotros, porque aunque entre Uds. y nosotros no haya ningún compromiso firmado como integrantes de un grupo, el hecho de hacer consultas para mejorar la investigación de uno u otra lado de manera seria y bien interesada (me refiero en el buen sentido de la palabra de interés natural (curiosidad)), el sólo hecho de compartir estos mensajes nos ayudan a todos a mejorar nuestro conocimiento del tema y eso en parte es trabajar en grupo. Si alguno aún así busca algún grupo en donde colaborar yo le sugeriría que tenga cuidado con algunos grupos ya que uno ya sabe más o menos qué es lo que hacen y qué no hacen, esto por mucho que promocionen lo contrario. Lo que quiero decir es que existen grupos que dicen que hacen Z pero en realidad no van aún ni por la A, es decir, "pocas nueces y mucho ruido".

Por ejemplo le sugiero que sea muy cuidadoso en asociarse a algunos grupos tradicionales de ovnílogos en chile porque aunque algunos de ellos comenzaron con un buen afán de hacer ciencia con el tiempo se olvidaron de ello y comenzaron a meterse en actividades que no tienen nada que ver con la ovnilogía y la parapsicología. Les dejo a Uds. la opción de descubrir el porqué digo esto. Prefiero por ello aconsejarles a que trabajen mejor sólo a mal acompañados. Incluso en algunos grupos que yo no aconsejaría existen muy buenos investigadores pero el problema es saber reconocerlos y saber quiénes son y para quiénes trabajan y si estos son éticos o no y si han estado relacionados a actividades desafortunadas o no.

En otros casos, luego de haber participado en algunos grupos que al final les hagan perder plata y sus esfuerzos o que les hagan perder el tiempo sin avanzar bien o que les hagan depender de ellos sin necesidad de aportarles mucho en materia específica fenomenológica, descubrirán por si mismos si tiene sentido seguir asociados a ellos o no.

Por ahora he dejado un xxx en el apartado de grupos no confiables en http://investigacionchile.blogspot.com/ aunque los menciono a todos. La idea es que cada uno descubra qué grupo es serio y cuál no y si además si dentro ellos son éticos o no. El hecho de que la ovnilogía y la parapsicología sean dos ciencias (una parte de la otra) en donde es muy complicado sobrevivir no implica que uno tenga que volverse un mercenario para seguir en la actividad y bajar de categoría humana para seguir investigando.

Les puedo comentar a la rápida que en chile existen cada vez más ovnílogos públicos que están saliendo a la luz (yo a algunos los conozco hace tiempo porque participamos en foros especializados sobre el tema) y se nota que los grupos asociados son muy pero muy pocos y a veces son grupos de a uno o máximo de a dos, y aunque no lo crean se hacen llamar "agrupación" o "corporación" u otro de los conceptos que usan para despistar. En algunos casos algunos grupos creían que efectivamente habrían de unírseles varios interesados y con el tiempo no lo lograron, lo que no es ni un éxito ni un fracaso sino simplemente una circunstancia más.

4) sobre algunas condiciones necesarias para ser investigador de terreno?

Algunos interesados me preguntan con frecuencia qué zonas (al menos en el caso chileno) son las mejores para ir a buscar un avistamiento. Antes de responder eso convendría a veces aconsejarles dos cosas: a) a qué va y porqué va? y b) sabe qué hacer en caso que se presente una manifestación o fenómeno?.

Estas preguntas parecen triviales y casi estúpidas pero en realidad son casi las últimas que se hacen varias personas no porque no las hayan visualizado en un principio sino que el correr del tiempo y el ansia por tener una experiencia nublan la importancia de preguntarse conscientemente esas cosas fundamentales.

Por ejemplo yo sugiero tener mucho cuidado a los investigadores novatos y en especial les aconsejo a que no vayan solos de noche a ciertos lugares que han sido mencionados como "zonas caliente" o "casas embrujadas", y menos de noche. Digo esto porque si uno de los investigadores llegase a tener un encuentro personal puede que a veces esa experiencia no sea lo agradable o benigna que suponía o esperaba pues en lo paranormal y lo OVNI hay de todo.

Algunos de hecho me comentan que ellos son valientes y no le tienen miedo a nada. Yo les aconsejo a que tengan cuidado con una actitud así de temeraria porque lo valiente no les servirá de nada en situaciones paranormales que los sobrepasen emocional y físicamente. Aquí cualquiera se puede ver afectado por experiencias muy incómodas y desagradables e incluso muchos de los investigadores no sabrán cómo reaccionar e incluso es probable también que de pronto pierdan la conciencia y vivan una experiencia de "tiempo perdido". Decir todo esto puede que a algunos les anime mucho más a ir a encontrar ese tipo de experiencias. Personalmente hay que decir que la ovnilogía no es un chiste ni un juego y eso lamentablemente mucha gente no lo quiere entender o lo entiende algo tarde.

Aquí no se trata de tener un miedo innecesario al fenómeno pero si por lo menos tener el mínimo respeto a lo desconocido. De hecho yo aconsejo que antes de que alguien inicie sus actividades como ovnílogo o parapsicólogo se haga un chequeo médico en cuanto a las condiciones del corazón y lo digo porque es muy probable que si alguien llega a tener experiencias con el tema paranormal u OVNI y en especial si son muy cercanas, la palabra "taquicardia" pase a ser una término regular en su diccionario personal. Aconsejo por ello no fumar ni tomar alcohol ni ingerir drogas que tengan efectos aceleradores del pulso cardíaco. Y esto no lo digo en broma sino muy en serio.

5) qué modos hay para investigar en terreno un caso paranormal u OVNI?

En relación a esta consulta en cuanto al número y los posibles modos de investigar un caso de posibles testigos de un evento paranormal recomiendo que cada uno lo descubra por sí mismo aunque con el tiempo se den cuenta que "no se debió hacer esto o esto otro". Quizás valga aclarar aquí que yo soy un parapsicólogo (inicialmente ovnílogo) autodidacta y he descubierto casi todo por mi mismo y eso ayuda mucho. Es mucho más lento pero a mí al menos gracias a DIOS me dio resultado y eso te ayuda mucho a tener una visión independiente y autómoma sobre estos fenómenos y manifestaciones inteligentes inusuales y tener así una opinión menos contaminada de estos temas y de paso entender porqué la visión tradicional que promocionan varios ovnílogos o parapsicólogos es una visión orientada a contentar al público y al show más que orientada a entender a los testigos así como a los seres desconocidos. Esto marca grandes diferencias entre uno y otro profesional de estas ciencias.

Si alguien quiere que le de una indicación básica le propongo que simplemente se deje llevar por la intuición personal y que le pregunte al testigo todo lo que quiera y necesite saber cuántas veces lo necesite. Si esto al testigo no le molesta y si este descubre que el investigador tiene un sano interés en su caso particular, entonces las condiciones deberían ser por lo general más favorables en especial si el testigo está muy seguro de que vio algo que al menos a él le parece desconocido y merecedor del apelativo "paranormal" o el que sea.

Además, para saber si una persona se vio enfrentada a lo desconodido lo mejor es conocer varios casos y tratar de ir dirimiendo si existen diferencias entre los casos (irlos clasificando según un patrón personal de interés de cada investigador y que le permita ir facilitando su comprensión de cada caso). Propongo que más que recurrir a la literatura oficial relacionada a estos temas, los patrones los trate de descubrir cada uno pero en especial estos patrones son más fáciles de ir descubriéndolos en la medida que uno mismo tenga experiencias personales con estas manifestaciones inteligentes desconocidas. Vivir un episodio de esta naturaleza ayuda mucho porque aunque haya gran variabilidad entre modos de reaccionar, el fenómeno OVNI y lo paranormal asociado por lo general generan una reacción muy específica cuando el encuentro es muy cercano. Por ello yo propongo que lo mejor que se puede hacer es que un investigador novato trate de entrevistar a cualquier persona de la que él haya escuchado haber vivido una experiencia paranormal o lo que sea anómalo.

Si estoy en lo correcto y si mis indicaciones coinciden con la naturaleza de los fenómenos que yo conozco, creo que en todo lo que he comentado anteriormente estoy dando varias claves que espero que Uds. puedan olvidar aquí y redescubrir solos. Vuelvo a repetir que yo prefiero que algunos descubran por si mismos estos aspectos porque sino les quito la gracia a vuestro esfuerzo personal de llevarse por si mismo estas sorpresas. Les deseo todo lo mejor en este camino y cualquier cosa en la que les podamos ayudar son siempre bienvenidos.

6) qué hacer en caso de una urgencia en terreno?

Hace poco traté de meditar nuevamente qué consejo se puede proponer a todos los nuevos investigadores de estos temas en caso que ocurra algo que ellos consideren como una emergencia o algo que ellos no se vean capaces de controlar. Aunque todo depende del caso que se esté tratando, en algunos ocurren eventos que son inesperados y la gente reacciona de maneras insospechadas y es muy probable que eso genere angustia y complicaciones mayores al investigador. Si el caso es de extrema urgencia en donde peligra la integridad física del testigo o de algún acompañante o del mismo investigador lo mejor es que nos traten de ubicar lo más rápido posible.

En caso contrario y si es que no logran dar con ningún supuesto "experto" entonces lo mejor es siempre mantener la calma, tener la cabeza fría, no tener miedo y tratar de alejarse de la condición de peligro o llevar a las personas a lugares más seguros o en caso que una persona esté fuera de sí o inconsciente tratar de calmarlo y llevarlo a un especialista médico y comentar todo el asunto de manera completa de modo que el médico pueda tener la mejor información posible para decidir el modo adecuado de tratar a la persona afectada. Si el especialista médico o psicológico que los atienda no entiende el fenómeno ni la necesidad ni las actividades de investigación que Uds. desarrollan, simplemente traten de atenerse a lo concreto y a que el especialista entienda el contexto en el cual ocurrieron los sucesos. Es responsabilidad del médico saber considerar de manera adecuada las circunstancias en las que acontecieron los hechos.

Ahora bien, si un testigo tiene experiencias que lo llevan a una situación de peligro inminente o si el testigo está en crisis familiar (problemas de relación con sus más cercanos) o a punto de ser tratado medicamente para controlar algún supuesto "trastorno" o crisis nerviosa, les sugiero que se contacten conmigo para poder darles el mejor apoyo a Uds. así como al testigo y su familia.

Para el resto de los casos creo que basta con ser cuidadosos y tratar de solucionar el problema como si se tratase de una urgencia domicialiaria pero de manera atenta, eficiente y eliminando toda posibilidad de nuevo peligro o que la situación se agrave. Es como aconsejar lo que se propone generalmente en un manual tradicional de salvataje o primeros auxilios.

Por ello, en relación a quién dirigirse en caso que ocurra un suceso importante en terreno (llámese en el campo abierto en donde aparecen los OVNIs o en una casa de un testigo), mi consejo es que si quiere ser un estudioso del asunto y está interesado en el tema se encargue Ud. mismo del caso y siempre considere proteger la identidad del testigo tanto como sea necesario y no dar nombres de testigos a los investigadores consultados. En este sentido creo que este es un punto importante a ser tomado en cuenta considerando que a muchos ovnílogos les interesa obtener casos para mostrar no tanto por interés personal sino que además para que sean conocidos como investigadores. Creo que si uno expone a los testigos a otros investigadores o a terceros, con esta actitud muchas veces uno pone en peligro al testigo pues más que una ayuda uno genera un estorbo al testigo porque no lo ayuda a aclarar adecuadamente su caso y además lo expone publicamente y le genera otra complicación al testigo. Además, y cosa clave, los casos a veces no se relacionan sólo a un testigo con una experiencia inusual sino a otros testigos que sin saberlo están dentro de un proceso de contacto progresivo y que puede durar por años.

Por ello sugiero seguir los casos en el tiempo y estar en contacto con los testigos y juntarse con ellos para ir comentando nuevas interpretaciones a lo que ellos van descubriendo en relación a lo que fueron sus experiencias, tanto las iniciales como las nuevas. A veces incluso los episodios que algunos testigos viven son muy cercanos, fuertes, frecuentes e intensos pero aún así no logran descubrir quiénes son los seres que se les aparecen ni porqué les tocó vivir estas experiencias. Esa falta de respuestas genera en los testigos grandes dudas pues al no tener una mayor comunicación de los seres que se les manifiestan (interlocutores) entonces tendrán que tratar de explicarse este tipo de experiencias por sí mismos y eso toma mucho tiempo e implica a veces cambiar el modo de pensar e incluso el modo de vivir. En algunos incluso puede llevarlos a plantearse el sentido de la vida y el sentido de muchas creencias e ideologías que si antes les parecían obvias y de sentido común ahora descubren que no tienen tanto sustento como ellos pensaban y el mismo hecho de las experiencias vividas los lleva a intuir en base a los hechos en cuanto a que algo deben aprender para sí mismos de estos eventos. En algunos casos otros van más allá y tratarán además de corregir el modelo de realidad que ellos han tenido hasta la fecha.

Decir todo esto es muy fácil pero como proceso significa llegar a vivir muchos sinsabores, a veces tantos que algunos prefieren incluso no haber vivido nunca esas experiencias inusuales e incluso haber seguido viviendo en "una burbuja". Lamentablemente (afortunadamente por otro lado) la verdad es que al fin y al cabo aquellos que llamamos "la propia conciencia" despierta en ellos muchos sentimientos encontrados y periodos emocionales fuertes en donde los testigos se plantean las estrategias a seguir para asimilar la experiencia: algunos saben que si fuesen realmente autocríticos no deberían seguir en esas "burbujas" pues con ello generan también problemas no solo para si mismos y sus creencias sino que empeoran las condiciones que encontrarán todos aquellos que a futuro llegasen a vivir experiencias paranormales similares.

Esto demuestra que estas experiencias inusuales son un tema muy complejo. Por eso vuelvo a insistir que el asunto de lo paranormal y lo OVNI es mucho más complejo de lo que se cree aunque en cierto sentido el asunto de fondo es en sí muy básico y simple. Nuevamente repito que estos temas no son un chiste como algunos lo consideran a simple vista.

Por ello y resumiendo el planteamiento a este punto, mi sugerencia a los investigadores es acompañar al testigo por un largo lapso de tiempo e ir descubriendo si este va cambiando su modo de vida o sus comportamientos, ideas y creencias producto de esa experiencia, o si no se observa cambio alguno. Por ello digo que si algunos pensaban que la parapsicología y ovnilogía son asuntos simples, triviales y de rápida conclusión, creo que se van a llevar más de una sorpresa incómoda, en especial si les toca llegar a experimentar este tipo de vivencias en carne propia. Por ello hablo de que la ovnilogía como sub-ciencia de la parapsicología, son ambas estudios que requieren en parte tener la vocación mínima, bastante ética, y mucho profesionalismo. Con vocación me refiero a la paciencia necesaria para saber esperar el tiempo necesario para poder responderse algunas de las preguntas fundamentales de esta fenomenología así como esperar alguna oportunidad de conocer a seres desconocidos. Esta profesión es a veces un trabajo gratuito e incomprendido, pero en especial es un trabajo solitario pero la riqueza que genera el descubrir la trascendencia de ciertos hechos y realidades permite tener una idea menos incompleta de la vida y más rica y afortunada y quizás descubrir que la vida es una constante maravilla infinita.

Junto a otros colegas estamos desarrollando una serie de documentos e información que en parte ya se ha ido publicando en esta blog. Intentamos hacer algo más protocolarizado y estamos en eso pero cada trabajo serio y delicado (en cuanto a su repercusión y posibles peligros al ser usados de manera inadecuada) requiere tiempo y en especial asimilar bien las experiencias y dar información responsable y profesional. No por nada detrás de cada testigo de experiencias paranormales especialmente los muy cercanos, hay un ser humano que necesita ayuda y hacia ellos queremos servir y prestar lo mejor de nosotros.

Les deseo todo lo mejor y agradezco vuestra lectura atenta a esta respuesta tan amplia.
saludos
Michel
esiomajb@gmail.com

Primera edición: 15/09/07
Publicar un comentario