sábado, septiembre 15, 2007

Sobre mi vocación como parapsicólogo y ovnílogo y lo trascendental

Querido amigo interesado en el tema OVNI y lo paranormal:

a través del siguiente artículo quiero responder a algunas cuestiones relacionadas a la vocación de investigador de los fenómenos paranormal y OVNI.
Aunque soy ingeniero electricista y debiera supuestamente preocuparme más de tareas de investigación relacionada al análisis de evidencias físicas, personalmente he cambiado el área de mi interés a lo largo de muchos años y he ido descubriendo que me interesa muchísimo más los aspectos emocionales y psicológicos relacionados al tema.

Creo que es importante comentar que yo desde hace mucho tiempo ya he ido poniéndome práctico en el sentido de que ya existe suficiente información básica en relación al tema OVNI y lo paranormal que la gente puede leer y en parte confiar, en parte obviamente. Claro, cualquier aporte adicional es siempre bueno pero en realidad yo en un momento dado y luego de haber tenido mis experiencias personales con OVNIs y sus seres asociados además de todo lo paranormal relacionado decidí (y en parte era un asunto de interés e intuición) dedicarme más ayudar a las personas que han tenido problemas para abordar o confrontar sus propias experiencias pero que por lo general no consiguen ayuda porque sus experiencias son de una naturaleza tal que los lleva a una situación en la cual el tema ya no es broma ni diversión sino que es parte del fondo de lo que tienen que lidiar en algunas ocasiones.

A veces esos episodios son de tal impacto para el testigo que llega a generar efectos profundos en sus modos de asimilar la vida a tal punto que estas llegan a cambiar su modo de ver el mundo y a veces incluso sus reacciones en el momento mismo de la experiencia y a posterior a veces se vuelve extraña e indeseable para el testigo y eso le genera problemas sociales. Yo personalmente me intereso en aquellas personas que aún no saben qué fue lo que les ocurrió pero que quieren saber de qué se trata y a veces en especial si el asunto se va a volver a repetir.

Esto último es particularmente importante para todas aquellas personas que no han tenido experiencias cómodas y más aún cuando van desarrollando un miedo, una angustia y posibles traumas inconscientes. Algunos incluso están claros que lo que vivieron o percibieron es real pero prefieren no saberlo porque en parte saben que tendrán que lidiar no solo con el asunto fenomenológico sino que además con una sociedad reaccionaria y desconocedora de estas cosas en especial ignorante no solo porque se les educó a no creer y por ello de paso a no investigar estas cosas, sino a veces porque no tienen interés en algunas cosas que pueden ser trascendentes e incluso necesitan a ciertas personas para usarlas como chivo expiatorio para mostrar que estos son enfermos y ellos no.

Por ello y sabiendo que existe una basta información en relación al tema OVNI y lo paranormal de manera abierta al público en especial fanático o curioso o que necesita entretenerse con cualquier cosa (sea creyente o escéptico) he preferido por ello dedicarme a ayudar a gente que realmente lo necesita y no tanto a gente para la cual este tema no revista mayor trascendencia. No se si me explico bien con todo lo que planteo?

Ahora bien, el área en el que me encuentro es propio de la psiquiatría, psicología, neurología y otras ciencias de la salud pero muchos de ellos desvaloran esta fenomenología no solo porque son personas educadas para ser escépticos de gran parte de lo paranormal y OVNI e incluso lo espiritual (que no necesariamente es lo mismo que lo religioso) sino que creen a veces sin mala intención de que estos temas son pura mitología o incluso una mentira o un invento y un negocio lucrativo. Por todo esto es que estos mismos profesionales de las ciencias de la salud (física o mental) pueden llegar a representar un estorbo para los testigos cuando en realidad debieran usar sus conocimientos y vocación para ayudarlos y actuar como buenos terapeutas.

Creo que en este mismo sentido como ingeniero me he ido alejando de lo específico a estasmaterias concretas físicas pero me he ido acerando más a lo psicológico desde una perspectiva parapsicológica y esto en parte es mi vocación y le dedico mucho tiempo y es para mi una profesión y me siento en parte capacitado para poder ayudar a testigos de fenómenos paranormales, sea en "sabor" OVNI o en otro "sabor".

Por ello en parte me he ido alejando un poco de lo que se supondría debiera corresponderme directamente a mí como ingeniero electricista, es decir, dedicarme por ejemplo al análisis de pruebas basadas en registros cuya naturaleza física son de conocimiento de este tipo de ingenieros. Por supuesto que nunca he dejado de ser un ingeniero pero en relación al tema paranormal y OVNI me he ido especializando en estos fenómenos anómalos especialmente en los que presentan inteligencia.

Actualmente ya no me interesa tanto probar que una fotografía o un video muestran un OVNI de verdad y de hecho para esto hay profesionales excelentes que yo podría proponerles y que realmente tienen interés y curiosidad en los registros de estos fenómenos. Para mí mismo no tengo que demostrarme nada en relación a estos fenómenos y manifestaciones inteligentes pues ya tuve mis experiencias y no pocas sino varias, al menos las suficientes y necesarias. Se que existen otros seres y todos los fenómenos y objetos desconocidos asociados pero incluso no me interesan tanto ellos tampoco porque son seres como Ud. y yo más allá de sus diferenciaciones en cuanto a su naturaleza física y espiritual pero si me interesa ayudar a las personas que han tenido encuentros con ellos y que no saben como asumir el significado de una experiencia así.

Muchos sabemos que la tierra no es cuadrada pero hay gente que lo sabe y que no quiere creerlo (aunque comprobar esta creencia no es algo tan fácil y trivial) pero el problema no es ese sino aquel que se presenta cuando esta gente cambian sus creencias y modos de ver la vida producto de lo que resulta de una asimilación correcta de este tipo de hechos inusuales y es aquí en donde comienza el problema social de rechazo y de incomprensión, especialmente hacia los testigos. Además varios perceptores pueden terminar aislándose ellos mismos de la sociedad para evitar problemas cotidianos por la falta de credibilidad a sus experiencias.

De hecho tampoco me interesa tanto ayudar a la sociedad a ser más respetuosa ante los testigos porque se supone que es curiosidad natural de cada uno querer conocer el universo, las distintas sorpresas que nos tiene la vida y aprender de las experiencias ajenas (de otros) pero si vivimos en una sociedad que es muy desconocedora de cosas trascendentales y que desea seguir así en especial porque le divierten otras cosas, y si a esto se le suma que la sociedad occidental actual tiene en un buen procentaje una carencia o desquilibrio espiritual profundo (al menos en relación a lo que se puede ver en TV en cuanto al modo de comportarse de la gente) pues allí ya uno no puede hacer mucho más que compartir las experiencias y proponer que la gente tenga respeto por los demás (incluyendo también a los testigos de lo paranormal) y si ellos no lo hacen no se puede esperar mucho más por ahora. Cada uno responde por su inteligencia y su sabiduría y también por el futuro de su alma! Eso creo yo, especialmente no tengo esa idea de que seamos animales aunque día a día se ven cosas en la TV y en la vida cotidiana que en realidad puedan hacernos creer que somos brutos como ciertos animales pero no como todos los animales y lo digo a honra de los animales.

Así que mi propuesta de ayuda va más que nada en aspectos relacionados a lo psicológico paranormal de los testigos. Si alguien le interesa esta línea de trabajo que porfavor se ponga en contacto conmigo para poder colaborar juntos en esta área.

saludos
Michel
esiomajb@gmail.com
Edición: 15/09/2007
Publicar un comentario