jueves, septiembre 20, 2007

Servir como ovnílogo o servirse de la comunidad?

Queridos lectores:

A veces me he tenido que preguntar una y otra vez cuál es el objetivo que como ovnílogo y parapsicólogo estoy brindando a la comunidad, esto si uno se pone en el lugar típico de un niño al cuál se le explica qué hace un doctor, qué hace el cartero, qué el mecánico, qué el sacerdote y cosas de ese estilo. También me lo vuelvo a preguntar porque uno está inmerso en una serie de estudios en donde se mezclan una serie de cosas y ciencias y fenómenos y reacciones emocionales y físicas distintas y por ello uno se pierde un poco en estas ciencias mencionadas. También es importante mencionar que como estas ciencias (ser ovnílogo y/o parapsicólogo) no son bien miradas a nivel social o que son tan escasamente conocidas a nivel público, cuesta encontrar colegas con los cuales compartir buenas discusiones frecuentes en relación a estos tópicos y además muy especialmente cuando no hay colegios ni escuelas ovnílogos y/o parapsicólogos.

Por lo general se recibe la buena crítica de que los que nos creemos ovnílogos/parapsicólogos (como es mi caso) no adjuntamos mayores informaciones o metodologías basadas en el método científico aunque siendo cierto en parte esto último, no lo hacemos del todo no porque no queramos sino por dos cosas básicas y que espero en parte explicar en este artículo básico, a saber: 1) existe evidencia física relacionada a casos OVNIs que se puede evaluar de manera 100% científica (más allá que los resultados permitan valorar la calidad de anomalía del fenómeno registrado o no) pero este trabajo a veces es justamente el que mucha gente espera que uno entregue a los interesados y en especial a los escépticos pero no necesariamente es el material que puede ser de mayor trascendencia para los testigos de experiencias inusuales pues para ellos el fenómeno a veces fue lo suficientemente real y no necesitan mayores pruebas; 2) en relación al punto 1) existen casos que son potencialmente reales y en los que uno descubre que el testigo sí está viviendo un proceso complejo de asimilación de la experiencia (al menos en un principio luego de los primeros episodios) y que poco existe para ayudarlos a ellos por razones vastas que ya se han explicado a lo largo de esta blog pero que se resume en que el mundo del método científico trata de verificar primero la existencia de un fenómeno presente ante una persona y luego de ello recién se puede dar el diagnóstico y la ayuda, pero ese no es el caso de los testigos de fenómenos paranormales u OVNI y por ello estas personas quedan sin poder acudir a expertos convencionales del tema (por ejemplo psiquiatras o psicólogos) y eso genera un gran vacío.

Siendo que algunos investigadores estamos claros de la efetiva y real existencia de seres desconocidos y de sus fenómenos manifestados a los testigos así como de la manera desconocida de reaccionar ante este tipo de sucesos por parte de los testigos, es que algunos hemos creído que el mayor valor de nuestra investigación está en ayudarlos a ellos más que dedicarnos de satisfacer a un grupo grande de personas que aún exige que se les pruebe la existencia del fenómeno anómalo pero en realidad estos no tienen ningún trauma ni mayor complicación en que esta comprobación se haga de manera lenta en la medida que se protocolarize según el método científico. Pero esto último no es el caso de los testigos necesariamente, a los cuáles en un momento dado les queda claro que tienen que bregar por si mismos para sobrevivir y asimilar una experiencia traumática especialmente cuando ven que los ovnílogos o parapsicólogos tradicionales están enfrascados en shows televisivos o en sustentar de manera adecuada sus propios egos y nichos sociales o de satisfacer su curiosidad propia antes de usar sus conocimientos para apoyar a testigos de encuentros cercanos con seres desconocidos, por dar solo un ejemplo.

Así que entiendo perfectamente la llamada de algunos colegas ovnílogos en cuanto a aumentar el uso de metodologías científicas en la aplicación de la ciencia de la ovnilogía pero creo que también es necesario que tengan en claro que cada investigador puede tener una orientación distinta en cuanto al modo como investigar cada fenómeno. Además es necesario entender que si detrás de ciertos casos estuviéramos en presencia de seres, el método científico puro no sería el modo más idea de seguir esos casos siendo que entramos en áreas menos objetivas en donde sólo como ejemplo básico, no contamos con material biológico o incluso alguno físico para probar la existencia de estos seres. Cómo proceder entonces de manera científica cuando aún contando con todo el equipamiento para medición de fenómenos, no contamos con la venia de los seres desconocidos para dejarse registrar? Pero aún así, hay otros enfoques aproximativos para lograr rescatar información de ayuda en especial para los testigos de fenómenos inusuales.

Doy por hecho que existe en la ovnilogía y parapsicología (no toda pues hay uno que otro grupo "científico") una falta de metodología científica apropiada, pero tampoco existe el interés o quizás la comprensión suficiente de quienes usan el método científico, de verificar por si mismos la naturaleza de lo que se investiga pues cabrían en el hecho de fondo que por más conocimiento e infraestructura científica que se posea, a lo más es posible analizar al testigo y su ambiente pero no necesariamente a la supuesta inteligencia de fondo que se le presenta a los testigos.

Por ello es que en parte también existe un gran esfuerzo a nivel de psiquiatría, neurobiología y psicología en cuanto a tratar estos casos como "trastornos mentales" pues con ese rótulo es posible de investigarlos correctamente de manera "política" pero no quizás de la manera humana suficiente que todos desearíamos. Por el hecho de no contar con la prueba física de la existencia de los seres desconocidos manifestados al testigo, se ha incurrido en catalogar a estos testigos de esquizofrénicos o trastornados o cualquier otra cosa, lamentablemente desafortunada teniendo en cuenta que los investigadores del método científico tienen la suficiente inteligencia para descubrir en parte que no todo es como ellos se lo esperan y que existen efectivamente fenómenos que insisten en no dejarse investigar en base al método científico pero si de otras maneras poco convencionales, pero no por ello inválidas.

Por ello no es necesariamente cierto que la incorporación de una mayor metodología basado en el método científico será determinante en la investigación OVNI y lo paranormal, y justamente en parte y en algunos casos ha sido determinante para probar que ha sido ineficaz y que está tratando con un fenómeno más amplio que el rango de aplicación válida que se le suele dar al método científico. Esto ha tratado de considerarse quizás como un mito que esconde la inoperancia de los investigadores de turno que usaron el método científico o incluso se ha tratado de proponer que estos investigadores eran crédulos del fenómeno y que trataron de modificar los datos para hacerlos psar por ciertos como validadores de un fenómeno anómalo, etc etc. Ha habido bastante controversia al respecto y las discusiones siguen y seguirán necesariamente en la medida que se tenga la idea fija que sólo el método científico es el único válido para conocer la verdad de todos los fenómenos de la naturaleza y que los demás métodos no son válidos o no dicen la verdad que el método científico si da, cosa que muestra en parte una ideología en parte extrema, dogmática, doctrinaria y peligrosa, al menos sí cuando se considera el comportamiento de algunos escépticos científicos en relación al tema OVNI y lo paranormal.

Quizás el método científico si sea muy efectivo (más que en otros) para fenómenos físicos concretos pero no necesariamente para los asuntos humanos en donde una persona deja de ser un número dentro de un grupo de posibles afactados de trastornos mentales, sino que son personas. Justamente aquí entramos en el área de la psicología y psiquiatría, pero también es necesario mencionar que incluso existen críticos al uso básico de la psicología como ciencia supuestamente científica o basada en su método científico. Y en realidad algo de razón hay porque solo la psicología clínica es más seguidora del método científico pero no la tradicional, por mucho que promocione lo contrario. Quizás la psiquiatría se salve un poco porque al menos trata con algunas áreas concretamente físicas tales como el efecto de los medicamentos o las desregulaciones neuroquímicas sobre el sistema perceptivo de las personas como por ejemplo algunos "testigos de lo paranormal".

Personalmente estoy seguro que el mejor apronte para entender este fenómeno desconocido como lo es el fenómeno paranormal y dentro de ellos el fenómeno OVNI, es la entrevista con el testigo y el seguimiento progresivo de su caso y no tanto quedarse pegados en posibles fotografías. Es cierto que existen testigos que mienten y que sacan fotos a cosas que ellos en su momento estaban claros que no eran nada anómalo pero la impericia o el desconocimiento de todos los fenómenos y sus registros, por parte de los investigadores de estos temas, ha llevado que algunos casos sean aún dados por ciertos cuando en realidad estos distan mucho de serlos.

Por eso, y siendo que el fenómeno real de fondo en los encuentros es algo de naturaleza inteligente, es la psicología misma la que debiera atender estos casos y no un físico teórico aunque este pueda ayudar al testigo a encontrar un grupo de alternativas posibles para explicar su experiencia desde una perspectiva no necesariamente "desconocida inteligente" sino una convencional no conocida por el testigo pero sí por los físicos.

Esto que comento aquí ha sido para mí una complicación grande porque uno de pronto en algunas materias se tiene que decidir en cuanto a apoyar a los testigos o a convencer al público, pero apoyar a ambos es complejo porque ya juegan un sinnúmero de factores que si se consideran todos de manera inadecuada harán que el investigar de lo paranormal desarrolle una investigación viciada desde el principio por no considerar ciertos aspectos claves que se asimilan especialmente cuando se viven experiencias inusuales.

Quisiera además contarles ciertas cosas para que no crean que yo no valoro lo científico o el método científico, pero a lo que voy es que en mi caso personal en donde no estoy siendo 100% científico aunque obviamente si trato de serlo, ser un usuario del método científico al 100% significa en parte que uno debería restringirse a cierta especialidad pues sino uno se podrá suponer un especialista en el tema X pero no podrá evaluar el tema Z que también es importante y así sucesivamente. Lo que quiero decir aquí es más que una excusa barata para no seguir un lineamiento 100% basado en el método científico sino que este tema requiere una comprensión holística de lo trascendental de fondo y eso lo obliga a uno a ir incursionando en algunos tópicos de temas que no le corresponden directamente a uno pero que sí tienen clara relación con la fenomenología inusual estudiada. Eso lo hace a uno abarcar mucho pero apretar poco, osea, se pierde en parte la especialización pero en parte es necesaria. Algunos me dirían que un modo de suplir esta complicación sería confiar en otros investigadores del mismo caso o del mismo testigo y delegar tareas y obligaciones a otros pero en estas materias de lo paranormal y especialmente en chile, eso es casi imposible porque el número de investigadores interesados sanamente en estos temas es claramente insuficiente y muchos de ellos incluso pueden estar al principio interesados en el caso pero si no ocurren mayores cosas "espectaculares" luego se desentienden del caso y no lo siguen dejándonos a nosotros sólos en el seguimiento y tratamiento del caso. Y eso es una realidad.

A veces incluso quisiera proponer como excusa que tampoco vale el hecho de que lamentablemente estudié una carrera que no era afín justamente con lo que me interesó finalmente como tema crucial de lo paranormal que es el estado psicológico de los testigos, porque en realidad son cosas del destino y punto. Si un astrónomo se interesa en un fenómeno y llega a descubrir que lo trascendental del caso relacionado está más allá de la astronomía y que lo lleva a otros aspectos menos convencionales en relación a su profesión, pues bien, porqué no? Acaso no es la vida un misterio? Acaso hay que seguir siempre patrones y dogmas fijos en cuanto a metodología? Acaso los investigadores no sacian cierta curiosidad usando sus imaginaciones tratando de ir más allá de lo que el método científico los permite?

Ahora bien, se que hay gente que sabe que yo me alejé bastante de lo que me correspondía a mí netamente hacer como ingeniero y con lo cual la gente me habría tenido más respeto en esta materia sólo por ser un ingeniero pero eso sería un aspecto meramente decoratico porque el título no sirve de nada si es que no se logra asimismo generar conocimiento válido en base a lo que se estudió. A veces incluso no se logra siquiera generar un conocimiento válida mínimo en base al método científico pero se sabe que el fenómeno sigue existiendo y que deben haber modos alternativos de estudiarlos, y así es.

Cuando uno ya ha estado trabajando en casos paranormales por más de 10 años y se esta siguiendo casos interesantísimos rescatando con el testigo los posibles recuerdos o significados de lo que fue su experiencia así como sus posibles significaciones y asimilación, de poco o nada me sirve que a mí se me reconozca como un buen ovnílogo internacional científico porque en realidad muchos me conocerían por una supuesta honor que me han dado otros pero que en la experiencia práctica no sirve para nada relevante sino más bien para generar una gran expectativa en el testigo y a la postre (y como generalmente ocurre) no poder responder o ayudar bien al testigo e incluso dejarlo aún más confundido de lo que estaba inicialemente. Es esto lo que se pretende hacer cuando uno se cree experto en el tema? Claramente no, pero algunos aún creen que lo importante es ser un renombrado experto en el tema OVNI o paranormal, pero creo que algunos aún pudiendo serlos son poco humildes y caen en la trampa de simular pretender ser alguien que puede dar soluciones cuando en realidad como ovnílogos o parapsicólogos en la práctica no servimos más que de testigos secundarios de una experiencia (intermediarios de los testigos con la sociedad) y de hecho a veces somos más desconocedores del fenómeno que los mismos testigos, los que al menos saben lo que vieron mientras que muchos investigadores ni esa experiencia han tenido lamentablemente aún siendo que muchos la han buscado honestamente y no han podido realizar este sueño o propósito.

Por ejemplo ahora estoy enfrascado en varios casos que deberían analizarlo teoricamente los psicólogos o psiquiatras pero cuando uno consulta a estos especialistas muchos de estos hacen análisis que si bien pueden ser muy acertivos para los casos tradicionales que tratan los expertos de la salud, son muy desconocedores de la realidad paranormal y del tratamiento o ayuda terapéutica hacia los testigos.

Además creo que muchos testigos han terminado abriéndose más facilmente con nosotros que con los psiquiatras o psicólogos no porque seamos expertos en esas materias de la mente sino porque saben que con los otros no logran pasar la primera valla que es el de la credibilidad en la narración del testigo. Si uno ya pone dificultades en esa etapa sólo porque el testigo le narra algo fuera de lo convencional, entonces dificilmente habrá confianza en el testigo para seguir consultando a esos especialistas convencionales. Eso nos permite mantener en parte nuestro nicho como parapsicólogos y ovnílogos. Dado que fenómenos paranormales y OVNI se seguirán viendo muy probablemente mañana y en el futuro y dado que esos testigos si reaccionarán de manera diferente ante estas experiencias, es que sabemos que por mucho que algunos facultativos se rían del fenómeno y lo consideren una equivocación perceptiva de los testigos o incluso sólo una mala broma de algunos mercenarios y vendedores de pomadas, los testigos nos seguirán visitando y contactando. Eso nos permite de hecho ser una ayuda para ellos en la medida que también nos especializemos en sus casos y en la fenomenología de fondo involucrada.

Como que muchos testigos ya vienen dando vueltas y vueltas por los lugares equivocados suponiendo que debían recurrir a los psiquiatras o especialistas de la salud (psicólogos, psicoterapeutas) sólo por el mito de que "el fenómeno no es verdad y en caso de serlo consulte primero a su psiquiatra".

Aquí no desvaloro al psiquiatra ni al psicólogo pero es muy difícil que ellos entiendan un tema que les es tan lejano y a lo más creo que en la mayoría de los casos intentarán descubrir si el testigo tiene un trastorno y con eso se quedarán tranquilos como profesionales pero en ningún momento intuyen siquiera que el testigo guarda una experiencia más importante y que es la razón por la cual ellos acuden al profesional médico. También es cierto que algunos testigos no dan todas las informaciones directas y completas de sus experiencias en especial porque saben que contar los episodios de manera real generará en el médico un gran escepticismo y que por ello conviene ir dosificando la narración de los sucesos. A veces incluso sugiero que si los testigos ven que una narración completa de los hechos genera incredulidad en el médico y este no da razones mayores más que indicar que lo que le está siendo narrado es algo grave (casi cercano a una patología o trastorno mental), lo mejor y más sano es pagar el dinero y retirarse pues esa sesión no servirá de nada más que para perder el tiempo inutilmente escuchando explicaciones del porqué "lo que el testigo vio no puede ser" o "definitivamente no existe". Opiniones así indican el nivel de apertura de mente del profesional médico y pueden ir advirtiendo problemas futuros en el tratamiento del caso sólo por desconocimiento de causa y por seguir un dogmatismo sin sentido y además un dogmatismo sin fundamento alguno más que en presunciones de lo que la ciencia dice que existe o no existe, o en su caso lo que la sociedad dice que existe o no.

Por ello la es posible que se obtenga mayor información de diagnóstico del caso en la medida que se tenga una razonable y natural simpatía y respeto del especilista médico hacia el testigo. De lo contrario los casos seguirán llegando a los especialistas en la ovnilogía y la parapsicología, y porqué no? De hecho creo que si los especialistas médicos no conocen todo el tema quizás sea razonable para el testigo acudir a personas que sí dicen serlo o sí dicen mencionar palabras que se relacionen con sus experencias o casos similares a los que han vivido personalmente. La idea es ser un complemento e incluso un suplemento a la labor del médico psiquiatra o psicólogo o neurólogo. No se cuál será la opinión de los colegas especialistas en salud?

Yo por ejemplo se que poco y nada habría hecho en esta materia si no hubiera tenido por mi mismo las experiencias que tuve porque con eso conozco más o menos qué es lo que debería poder sentir un testigo de casos muy cercanos a manifestaciones o fenómenos de esta naturaleza. Esa reacción puede incluso repetirse en otros casos bien estudiados por la ciencia médica, por ejemplo en lo que a reacciones basadas a miedo se refiere, pero en realidad uno va descubriendo que aún los mismo médicos psiquiatras no descubren este vínculo o esta reacción de manera natural y esto es algo muy esperable y entendible en ellos, en la medida que no conozcan la experiencia paranormal como testigos. Leer libros hay miles y da una experiencia teórica pero no suficiente para dimensionar todo el significado de la experiencia. Por otro lado practicar la reacción ante condiciones que puedan asimilarse a estas experiencias en las que se llega en parte a un nivel similar, es quizás algo mejor, pero en realidad es importante advertir que la causa principal por la cual estas experiencias siguen y seguirán teniendo un lugar privilegiado y apoyado por las ciencias que las estudian (a saber la parapsicología y la ovnilogía) es el hecho del trasfondo de estos fenómenos, en especial lo que se refiere a la naturaleza misma de estas manifestaciones así como su importancia y siginificación dentro de la trascendencia que entrega el mensaje de una experiencia así en el inconsciente.

Por ello este tema del estudio de lo paranormal es similar a cualquier otro tema que requiere una especialidad o profesión específica, pues la dimensión del tema no entiende bien o no se asimila de manera correcta si no se vive de manera personal y el trasfondo de todo esto no te lo cuenta nadie y aunque se lo cuenten a uno esto no es tan fácil de asimilar. Por ello es que se invita a lo desconocedores del tema pero conocedores de fenómenos relacionados (como la reacción del testigo en el caso de los psiquiatras y psicólogos) a que traten de respetar un poco esta ciencia que si tiene buenos cultores pero que dan lo mejor de sí dentro de un contexto específico relacionado a lo trascendente que aporta el fenómeno en sí y la vivencia y asimilación posterior del testigo y no necesariamente lo que se informe en base a la supuesta expectativa que se debe cumplir para dejar contentos a la sociedad o a los críticos de estas ciencias y fenómenos.

Repito, hasta que no se viva por uno mismo la experiencia será difícil entender ese sabor especial que dejan esos sucesos y menos aún se podrá entender el tramua que a uno le puede llegar a producir en caso que la vivencia sea mucho más cercana, intensa y larga en duración y más aún si esta es repetitiva. Increiblemente en esto último es posible encontrar muchas similitudes con lo que entendemos por experiencias alucinatorias, personas que a veces se ven o se oyen o se sienten pero que los demás no perciben de manera igual o no perciben de manera alguna.

Para extenderme un poco más daré un ejemplo simple. A un conocido le comenté que yo investigaba el tema paranormal, y lo hice sin complicaciones ni nada, como si alguien me preguntara "a qué te dedicas?" y en vez de responder por ejemplo que soy un ingeniero le dije que además de eso soy parapsicólogo y que hago investigación a tal y tal tipo de fenómenos. Mientras iba pasando el tiempo fuí viendo a mi interlocutor cada vez más complicado como que uno presintiera que este quería consultar algo relacionado exactamente con lo que uno hace. De a poco fuí explicando un poco más la razón de lo que yo hacía (casi a modo de excusa) y dando argumentos similares a los que aquí expongo, y mi interlocutor empezó lentamente a mencionar pequeños sucesos vividos hast que yo ya veía que me iba a comentar aún más complejo y de pronto como que la persona dio rienda suelta a su experiencia reaccionando quizás con una actitud que es típica de personas que se autodefienden antes de mencionar lo que quieren comentar, algo que en chile se llama "ponerse el parche curativo antes de la herida" y de allí surgió la narración de una historia que yo personalmente conozco pero que muy pocas personas conocen (incluso algunos de los mismos testigos con los que vivimos esa experiencia la recuerdan o la quieren recordar) y me dí cuenta que había algo que esta persona no me quería comentar y sólo luego de casi 3 horas de paciente espera y mención de asuntos relacionados pero no tan directos necesariamente la persona me comenta con muchas complicaciones lo que le ocurrió junto a otros testigos. Luego traté de ayudar a el/la testigo/a para poder informarme de más detalles y el asunto fue derivando en recuerdos y reacciones ante algo traumante. Si no hubiera vivido yo una experiencia similar no habría podido siquiera dar la confianza ni generar un ambiente adecuado para que la persona o testigo entienda que no es el primero en vivir ese tipo de experiencias. Y yo no le mencioné nada de nada en cuanto a que yo había sido testigo de algo similar, sino ya al final cuando la persona creía que sólo le había ocurrido a él/ella junto a los otros acompañantes. Más aún, entre "víctimas" y/o "testigos oculares" existe una empatía que no existe entre investigador (en especial los escépticos) y un testigo.

La generación de este ambiente y condiciones en las cuales el testigo pueda ir canalizando su experiencia con lo "paranormal" es algo que se facilita en la medida que se tengan experiencias ojalá personales con esta fenomenología. Por ello creo que es bueno ir mencionando que este tema no es tan trivial en cuanto a llegar y creerse un profesional del tema sólo porque le interesa el asunto y lleva algo de tiempo en ello, sino que el tema requiere de toda una vocación y eso toma tiempo. Y vivir las experiencias paranormales como la viven los testigos y también algo que requiere mucho más tiempo aún, e incluso a veces no se logran vivir estas situaciones por mucho que uno haya visitado a todos los testigos posibles y los lugares en donde se supone tales sucesos serían más frecuentes.

Por ello es que insisto a los interesados en temas de lo paranormal que buscan orientarse más a información de la casuística especialmente proveniente de investigadores "científicos", en cuanto a que consideren que esa estrategia puede no ser siempre suficiente y a veces justamente puede llevarlos a estar limitados si solo consultan esa variante informativa. Del mismo modo es entendible que esto mismo sea aconsejable a aquellos que le sugieren a uno como parapsicólogo u ovnílogo tener sólo una orientación basada en el método científico y que en parte creen que es indispensable que el investigador tenga progresivamente un título académico más elevado pues con esto le dará más peso a la información que difunde en relación a lo paranormal, y de paso mayor credibilidad, porque los que conocen el tema paranormal debido a experiencias directas descubrirán inmediatamente lo que estos investigadores no podrán conocer a ciencia cierta justamente por las limitaciones y condicionamientos que ellos mismos aceptaron cumplir para ser validados como investigadores de lo científico.

Más concretamente voy al hecho siguiente: de qué me sirve tener un doctorado en terapias cognitivas del tipo eriksoniano en pacientes con problemas de dependencia familiar si en realidad no soy capaz de lograr ir al punto clave del testigo de lo paranormal?

Obviamente las preguntas que uno como parapsicólogo las podría hacer cualquiera que tenga algo de sentido común y logre ir descubriendo lo posiblemente interesante del tema en cuestión, pero el sentido común no es una práctica ni consideración que resulte apropiado en el tema paranormal si no se sabe contextualizar como corresponde, y lo mismo ocurre con esto mismo si no se sabe entender la posible dimensión potencial de lo que se está estudiando en un caso convencional.

Por ejemplo en toda especialidad se van probando técnicas de consulta al testigo, algunas más o menos eficaces según la condición y el caso y que pueden ser usadas por cualquier ciencia que las requiera para dirimir el valor de verdad e información de un caso paranormal, pero la secuencia de las preguntas, la tonalidad con la que se las emite, el momento en que se interrumpe o se le pregunta al testigo, el modo de expresarse, la importancia emocional que se le da al testigo o a la asimilación de la experiencia ajena, le permite a uno que el testigo se sienta con más confianza o definitivamente no quiera seguir mencionando más cosas del suceso relatado.
En este sentido estoy seguro que mucha gente no va a comentar sus experiencias paranormales fuertes a menos que haya alguien que esté a la altura de miras y con una sensibilidad especial para poder captar el problema del testigo. Y no se saca mucho con presentarse como un experto en el tema y que se es muy empático hacia los testigos, sino que se necesita conocimiento de causa de lo que se discute y de lo que potencialmente le pudo haber pasado a un testigo y que este sólo contará indirectamente.

Si uno no saca mucho con decir "mira muchacho, yo soy un experto en este tema y tengo doctorado y a mí me han venido a ver varios testigos de todo el mundo así que no te preocupes". Digo esto porque en el fondo hay gente que desvalorará ese discurso ya que les da lo mismo esa presentación aunque es cierto que a ese tipo de terapeutas les llegue con más frecuencia testigos que sean presionada por sus familiares a contar sus experiencias inusuales sin respetar sus derechos a silenciar algo si no se sienten cómodos para comentarlo.

Por ello le menciono a los colegas con los que trabajo en cuanto a que yo perfectamente podría dedicarme sólo a estos casos y con eso tengo suficiente trabajo y mucho que investigar lo que es una razón suficiente para olvidarme de otros casos y que personalmente me interesa más autoevaluarme y que el testigo me indique en qué nivel nos vamos acercando a una mejor explicación de su caso, que andar escuchando como a otros investigadores les dan 10 premios a por publicaciones científicas de los ovnis que tecnicamente están bien fundamentadas pero que tienen poca utilidad en la medida que la comunidad internacional y la sociedad occidental insistan en considerar que este y otros temas son tabbú o que se tratan de cosas convencionales mal interpretadas o en negocios de algunos inescrupulosos. Esas pruebas existen quizás en abundancia pero no se les da el valor que merecen porque la gente quiere seguir dejando que el tema sea no real en la medida que no se presenten los fenómenos de manera masiva y a todos, casi de manera similar a lo que se ve en películas de cine. Eso no indica que no debamos valorar el trabajo de esos analistas científicos en cuanto a la calidad anómala de la evidencia estudiada, pero creo que ellos entenderán que uno trata de ayudar en el área que mejor conoce o en donde uno sabe que es de mayor necesidad. Un caso extremo es el sgte. ejemplo: qué sacamos con tener las mejores máquinas refrigeradoras si es que el lugar en donde se van a querer vender son zonas de frío anual sostenido, como por ejemplo una zona polar eterna (lo que se conoce como "hielos eternos")?

Yo personalmente no de valorar las loas y premios a investigadores científicos de lo paranormal y lo OVNI pues de cada investigación se puede rescatar algo beneficioso para usarlo o considerarlo a la hora de investigar un caso, pero en realidad cada uno tiene que saber con el tiempo qué es lo crucial en lo que se busca estudiar y qué es lo "decorativo".

Por eso en mis blogs verán información que no es para cualquier investigador o interesado en lo paranormal u OVNI, porque no está escrito para cualquiera porque la blog está especialmente hecha para personas que tuvieron experiencias o para aquellos familiares que quieran descubrir el fondo del tema o saber al menos cómo entender mejor lo sucedido con esos familiares o amigos y ayudarlos mejor. Por ello mi blog no está desarrollada para que me vengan a aplaudir.

De hecho por eso que no soy egocéntrico en el tema ni autoreferente hacia afuera, pero si lo soy hacia dentro porque no tengo otra tecnicamente hablando.

Resumiendo un poco todo lo escrito, en el fondo al testigo no le interesa tanto el formato con que se le presenta la información sino saber si el tipo que le pretende ayudar sabe o no sabe del tema, si entiende o no entiende del asunto que a él le pudo haber ocurrido.

Claramente soy científico en el sentido estricto en cuanto a que creo o genero conocimiento aunque este sea válido en un segmento muy reducido de aplicaciones o contextos o casos pero es justamente ese segmento el que los demás no saben atender correctamente y quizás yo de mejor manera.

De hecho digo esto porque de a poco se me está desapareciendo con mayor rapidez esa noción idealista de que los que no han tenido experiencias paranomales y los que han tenido las experiencias no deberían tener tantas diferencias a la hora de atender un caso porque en el fondo y como ya comentaba lo que cuenta también es la capacidad acertiva de hacer preguntas y tener una buena empatía hacia el testigo pero resulta que en los últimos 2 años he ido encontrandome con declaraciones de ovnílogos que son muy buenos lectores de documentos pero que a mi parecer aún no encuentran lo fundamental del asunto que consiste en que las experiencias paranormales muy fuertes y cercanas dejan complicados a los testigos y esta gente necesita que los escuchen y que les hagan entender que no son los únicos y que los demás lo han solucionado de tal o tal otra manera y que conviene que de modo tranquilo y sin exigencias vayan leyendo o informándose respecto a lo que les pasó pues de un modo u otro ese recuerdo que no quieren dejar fluir les va a seguir molestando cada vez que les toque escuchar o ver algo relacionado a lo paranormal y OVNI. Si además ellos no se hacen ver es posible que lo que les haya pasado les vuelva a ocurrir a familiares inmediatos o futuros y allí si que se pueden ver complicados porque la desesperación puede ser mucho mayor.

Pero eso se les dice todo con la debida cautela, respeto y sutileza, una sutileza que no todos tienen necesariamente. Pero para muchos ovnílogos lo fundamental está en que el testigo tenga lista la cámara para que cuando aparezca el OVNI o fantasma ellos lo fotografíen pero a los testigos en parte no les interesa andar fotografiando cuando saben que quizás ni se vuelva a aparecer la entidad o fenómeno y que además no les interesa andar probando la existencia de estas entidades desconocidas porque no tienen cómo entender lo que va más allá de lo cotidiano, y que aún sin fotos ellos están seguros de lo que vieron y que por su significado emocional inmediato ellos necesitan apoyo.

Entonces algunos ovnílogos todavían están en una etapa inocente y novata (necesaria obviamente para ir creciendo paso a paso) esperando una evidencia física de que el caso es real, y aún así si esto se diera sería bueno preguntarse en último caso de qué sirve, o al menos de qué le sirve al testigo cuando este ya sabe más o menos que lo que vio es cierto?

Imagínese que Ud. fuese un físico óptico y le facilita equipos de registro al testigo y logran generar una evidencia del fenómeno? En un principio será fantástico pues ya se sabrá que el testigo habla de algo verdadero o correlacionado (en escencia o naturaleza potencial) a lo que se ha registrado, pero en términos útiles al testigo no le sirve de nada porque como ovnílogo uno todavía no ha comenzado siquiera a descubrir cuál es el problema de fondo del testigo, a saber, asimilar la experiencia y que alguien le explique que fue lo que le ocurrió!

Y si dicen que mi trabajo no vale porque al ser ingeniero y entrar en psicología yo no sería el más calificado en el tema, y en parte tienen razón pero a mí no me va ni me viene no porque sea sordo y no valore el tema científico sino que todo lo contrario, lo valoro pero por ahora no veo cómo andar haciendo mediciones en personas para ver si los que ven ovnis de color rojo se diferencian a nivel de actividad del cerebelo medio (por dar solo un ejemplo) de los que ven ovnis azules. Como pregunta científica es muy interesante y válida pero como ayuda para los testigos es poca por ahora porque las situaciones paranormales vienen acompañadas por un sinúmero de factores y elementos que una respuesta científica como la anterior puede ayudar a entender mejor si uno considera un abanico mayor de posibilidades, pero no explican por lo general nada porque son experimentos de laboratorio que tienen condiciones específicas que pueden volver a ocurrir o presentarse en un ambiente natural pero eso no significa que esa explicación es la mejor o la única que deba considerarse válida sólo porque las respuestas basadas en métodos no científicos sean menos aconsejables que las primeras. Pensar así es mostrar pleno desconocimiento de causa, osea, no tener idea de que los fenómenos paranormales (los que ya han sido definidos en otra sección de esta blog) existen y menos cómo existen o cómo se presentan. Así se está generando una opinión sesgada y poco afortunada que puede llevar a especialistas médicos a considerar que ciertas personas están viviendo un trastorno neurofisiológico a nivel del cerebelo cuando mencionen haber visto un OVNI de color rojo u otro azul, pero no dirán nada cuando el OVNI mencionado sea de color verde. En estos casos uno escucha comentarios tan tristes como "Sr. testigo, hemos descubierto que su experiencia fue un ovni de color azul porque en el cerebelo se le ve esto". Quizás el testigo dirá "si, que lindo, pero y a mí de qué me sirve. Yo quiero saber qué fue lo que ví y porqué lo ví?" y la respuesta del especialista médico será "una alucinación con un origen en el cerebelo"! Qué creen Uds. que dirá un testigo que vió por ejemplo a un OVNI de manera tan clara y precisa del mismo modo que ve cuando un avioneta despega a unos 30 metros de distancia con ruido y todo? Eso es lo que ha alejado a los testigos de los especialistas de la salud y a estos últimos de los testigos, lamentablemente.

Osea, el problema ontológico es distinto para quien investiga que para quien lo sufre. Entonces que me digan "oiga Sr. Investigador de fenómenos: si Ud. no hace un trabajo 100% científico nosotros no lo vamos a valorar como alguien válido". Mi respuesta es la misma que la del testigo: "y a mí qué?". Qué importa que ud. como usuario del método científico no me crea? Pues daría pena que no supiera valorar nada en positivo de lo que uno ha descubierto, pero si Ud. no me cree nada yo lo puedo entender pero sería bueno que ud. supiera que eso no va a impedir que yo siga investigando de la mejor manera posible aunque a Ud. no le guste esa manera. Lo importante es que nosotros podamos acercarnos al fenómeno y comprenderlo mejor y de paso ser una fuente de ayuda para el testigo. Sí, en parte el método científico no es universal o lo es hasta cierto punto, y luego de ese punto son otros los métodos a utilizar! Considerar que esto no es así es quizás como decir que el método científico es la verdad, cuando es sólo un medio hacia la verdad, entre varias otras cosas que algún día se podrán discutir con mejor conocimiento y tiempo.

Además por ahora en mi caso particular y por mucho que yo lo quisiera, yo no pueda hacer una investigación 100% científica ya que no me alcanza el tiempo ni los recursos y se hace lo mejor que se pueda y si eso no se sabe valorar entonces no esperen que la gente valore lo que algunos escépticos estiman como lo verdaderamente valioso y real.

Además, no porque uno no pueda hacer todo de la manera 100% exacta como lo exige el método científico, no por ello uno deja de ser científico. Obviamente no todos seguimos todos los lineamientos que exige el método científico para que nuestros pares nos acepten como científicos (a la usanza del método científico) pero a mí de qué me sirve si veo que muchos de los "científicos" no tienen ni idea qué es lo que les interesa a los testigos más y sólo atienden con mayor énfasis aquello que les interesa a los científicos? Son dos perspectivas distintas.

Así que yo aquí justifico un poco mi perspectiva y comportamiento tozudo o no 100% científico (y a veces ni 10% científico según el método científico) y yo se perfectamente que si usara más el método científico voy a tener un mayor plus para la comunidad científica y quizás para los tecnócratas y seguidores y fanáticos inconscientes de lo científico, pero la pregunta es si ese plus lo es también para los testigos? Para quién investigamos: para el mundo del método científico o para los testigos? O para ambos? O para nosotros? O para los que fuimos testigos también? A quién prestamos nuestro servicio?

Por eso trato de buscar un offtrade, un compromiso, un porcentaje adecuado para no dejar de ser científico y tampoco para dejar a mis testigos de lado, pero es fácil decirlo pero con todo el trajín diario apenas se logra pasar el día sin permuras.

Entonces la pregunta básica como investigador pudiera ser la siguiente: a quién debo dejar contento con mi investigación?

Y eso que aún no entramos a considerar lo difícil que es llevar a cabo esta ciencia en un ambiente en donde se escuchan comentarios tales como "ya pues, trabaje en algo productivo que no sea parapsicología ya que eso no le ayuda a sobrevivir"? En parte eso es cierto. La misma premisa pudiera ser usada para validad o invalidad cualquier ciencia o intento de hacer conocimiento.

De paso aconsejo leer http://es.wikipedia.org/wiki/Vocación y http://en.wikipedia.org/wiki/Vocation .

Sería muy fácil ser sólo un usuario del método científico y escribir un artículo lindo y entretenido para el vulgo científico, indescifrable para el resto de los mortales. La pregunta que surge es: esto ayuda a los testigos que no tienen idea de cómo leer un paper científico? Qué porcentaje de testigos no se maneja con el vocabulario científico? No olvidemos que si un testigo lee un artículo científico sobre ovnis pero se encuentra con unas ecuaciones raras que no entienden, qué pueden ellos hacer para rescatar algo de ese artículo? Acaso leer sólo el abstract?

Lamento que mucha gente que va a conferencias sobre el tema OVNI y lo paranormal aplaudan charlas o conferencias en donde se muestran unas fórmulas inentendibles: se que mucha de esa gente aplaude sólo porque creen que el fenómeno les es tan lejano que sólo el investigador que presenta esas fórmulas logró descifrar el asunto a través de esas fórmulas. Pero aplaudirán allí pero aún seguirán sin entender nada de lo trascendental del tema, aunque obviamente hay charlas científicas muy bien presentadas de modo que todo el público pueda facilmente asimilar lo que el orador quiere expresar, pero no se qué porcentaje de charlas cumplan esto último?

Volviendo a la pregunta de la vocación: servimos a la gente o nos servimos de la gente? Sobre la vocación de investigar seriamente estos temas creo que es bueno acotar que esta vocación no e aprende casi en nigún libro, y que por lo general es hasta la fecha más producto de la curiosidad personal en el tema por parte de cada investigador y además porque quizás muchos investigadores tuvieron experiencias que aún tratan de explicárselas a si mismos quizás incluso a través de las experiencias de otros. Esto lo considero interesante si uno cree que puede ser cierto el dicho que en chile se menciona en relación a los psicólogos en cuanto a que "muchos psicólogos se meten a estudiar psicología para entender sus propios trastornos personales. ". Qué habrá de cierto en ello y qué similitud se puede hacer con los que estudian las ciencias de la parapsicología y la ovnilogía?

Por otra parte entiendo algunas críticas de algunos colegas que indican que la interpretación de las conclusiones de muchas investigaciones por parte de algunos especialistas en temas de lo paranormal, resulta mostrar ciertas autoreferenciaciones (ser autoreferentes) lo que no es lo ideal si se quiere tener una postura no sesgaga y lo más científica posible. A esto solo puedo decir que esto es cierto, pero que en parte no debe ser criticado tan facilmente si es que no se entiende el contexto diario con el que lidian estos investigadores. Puede que la crítica sea entendible al interior de esta profesión pero no necesariamente desde personas que no investigan el fenómeno porque no entienden el contexto investigativo particular nuestro.

Es cierto que el nivel de nuestra ovnilogía y parapsicología chilena no es el mejor, en especial si es que se la compara con los colegas argentinos pero se hace lo mejor posible para subirla de nivel pero sin perder el hilo principal, esto es, que el trabajo debe estar basado en la realidad de los fenómenos y estar orientados a ayudar a quienes verdaderamente lo necesitan y no tanto para aquellos que ven el tema ovnilógico y paranormal como un asunto filosófico.

Por ello resumo que entiendo que haga falta mayor argumentación en base al método científico pero que esto no es imprescindible en todos los casos.
Les pregunto qué harían Uds. en nuestros casos y contextos investigativos? Acaso conocen los pormenores de nuestra vocación?

saludos y gracias por leer este documento.
Atte.
Michel
esiomajb@gmail.com
Edición: 24/09/07
Publicar un comentario