viernes, febrero 15, 2008

Cuál es el nombre verdadero de DIOS?

Estimados lectores:

A veces encontramos en algunas discusiones y listas la pregunta de cuál es le verdadero nombre de DIOS y en este sentido quisiera hacer un humilde comentario.

Este tema no me es indiferente ya que estamos hablando de cosas relacionadas a DIOS y para mi eso es algo muy importante y estoy dispuesto a ser más cauto con los materiales que envían algunas personas que indica que los nombres que usamos para DIOS y para Jesús no serían los precisos o exactos sino otros que no se relacionarían a ellos e incluso en algunas ocasiones a nombres que corresponderían a otras deidades y que por ello estaríamos llevando a cabo una idolatría. En este sentido algunos argumentan que es necesario ir directamente a los textos bíblicos antíguos u originales y descubrir cómo fueron cambiando y adaptándose las palabras originales de los textos primarios de modos distintos que a veces incluso perderían no solo el significa o su fuerza sino que serían simplemente reemplazados por términos de otros lenguajes que se relacionarían a deidades adoradas en los territorios en donde esas lengus secundarias (no árameas ni hebreas) eran usadas para comunicarse como idioma. Además algunos términos serían traducidos o interpretado de modos tales que llevan a perder la riqueza significativa incluso la capacidad de algunos términos arameos o hebreos de indicar múltiples posibilidades de sugnificación o de manifestación de un mismo término, osea, que una palabra podría tener muchas variadas formas (ascepciones) de ser entendidas o grados de significación que según el contexto pueden llegar a significar cosas distintas o aspectos separados de una cosa.

Me importa este tema especialmente por varias cosas que explico más abajo.

Siempre ha habido controversia en relación al verdadero nombre de DIOS, del YO SOY EL QUE SOY, el SANTO!

Creo que no toda la gente puede necesariamente acceder a esta información y menos aún tener que aprender hebreo, griego y latín para poder verificar estos aspectos y de hecho tendría incluso que ir a las biblias antiguas así como a los documentos antiguos de los hebreos lo que significaría sin duda un gran número de horas por no decir años completos sino quizás media década! Pero también está la fé de que DIOS tiene varios modos de expresarse a sus hijos y por ello no siempre tiene que ser cierto que los que no tienen la biblia están perdidos, esté esta bien o no bien traducida o interpretada.

Me pregunto qué pasa con un niño en la polinesia que no conoce siquiera el nombre de Jesús según los propósitos evangélicos que las iglesias cristianas comenzaron supuestamente luego de la llegada de Pedor y Pablo a Roma entre otros tantos hechos. Acaso ese niño está perdido? Acaso ese niño no está en contacto con DIOS a su modo? Acaso la sonrisa alegre y bien intencionada de ese niño es solo la de un niño que si no llega nunca a escuchar lo que se dice de DIOS o de Jesús, acaso está perdido? Acaso DIOS no tiene otros modos de comunicarse con sus hijos que no sea a través de un conjunto de iglesias? Y qué pasa con los niños que nacen en el contexto de otras religiones y cultos y creencias e ideologías y prácticas? Acaso ellos también están perdidos?

Yo entiendo que si vale la pena preocuparse por el verdadero nombre de DIOS porque no es un asunto tan simple como que se pronuncie así o asá, pero creo que más allá de cosas de entonación lo fundamental es saber qué partes de la biblia efectivamente corresponden a DIOS y qué partes fueron adicionadas con o sin buena intención o conocimiento adecuado? Lo mismo pasa con la traducción de estos textos. Pero estas son cosas muy complejas para llegar y suponerlas que son misión solo de un hombre aunque efectivamente como sociedad deberíamos ser mucho más interesados incluso en poder tener prudencia en estas consideraciones. Pero no obstante a eso, quiero mencionarte lo siguiente:

Personalmente soy de la idea que aún sin que uno sepa el nombre efectivo y verdadero de DIOS o YO SOY EL QUE SOY (si es que se le puede nombrar de algún modo o si tuviese solo un nombre (y lo mismo con la figura de Jesús el hijo primero y predilecto de DIOS nuestro salvador)), cuando hablamos de DIOS nos referimos a AQUEL ser que creó todo incluso las denominaciones y nombres y por ello no podría haber nada malo en ningún nombre a menos que YO SOY EL QUE SOY (a quien considero como mi dios, osea DIOS, el único, el omnipotente desde el principio y hasta el final, el omnipresente, el principio y el fin) decida que es una palabra maldita o mejor dicho "no bendita". DIOS no creo el mal y los hombres no hemos nacidos para pecar pero por nuestra naturaleza no somos lo suficientemente proclives a la santidad en términos generales y digo esto en comparación de Jesús que hizo todo lo que DIOS quería en su voluntad y que por ello es nuestro vivo ejemplo.

Por ello creo que aún sin que sepamos su verdadero nombre, que quizás incluso sea "innombrable" como piensan algunos musulmanes, aún así DIOS sabe que nos referimos a EL y no al diablo como algunos proponen según la teoría conspiracionista de que algunos han cambiado a propósito la biblia de modo que sin saberlo rindamos culto a seres que se hacen pasar por DIOS pero que no lo son, es decir, satán, lucifer, el diablo, lo que sea, ángeles caídos al fin y al cabo.

Yo creo que por mucho que la palabra DIOS (de origen etimológico griego según zeus o Theos) no sea su nombre efectivo, al menos DIOS si sabe que nuestra intención al orar es efectivamente hacia EL y no hacia otro, por mucho que estemos equivocados en muchas cosas de nuestras creencias. Con esto tampoco quiero decir que no debamos buscar buscar, descubrir y corregir los posibles errores, pero si quiero decir que DIOS sondea nuestras almas, esto a modo de tranquilizar a aquellos que han visto en este documento tuyo y en otros documentos que circulan por allí indicadores de que no es tan fácil llegar y tomarse tan ligeramente las traducciones que tenemos de la biblia e invocarlas tan cual, ni de madera textual literal (incluso con un análisis fundamentalista) ni tampoco de una manera tan cuidadosa que lleve incluso a no querer decir nada de nada por miedo a cometer un pecado por llegar a poder pronunciar algo que DIOS no quisiera que dijeramos. Es un asunto muy complejo y creo que a aquellos que si les interesa saber la verdad, que según Jesús en Juan 14:1-12 él nos advierte que "Yo soy el camino, la verdad y la vida" y que "Nadie va al Padre si no es por mí" (Jn 14,6).

Agradezco los comentarios que me puedan hacer llegar y les deseo a todos lo mejor y que puedan cumplir la voluntad de aquel al que nosotros tenemos como PADRE y CREADOR OMNIPOTENTE de todo, que a su vez es principio y fin de todo, el SANTO!

Muchísimas gracias.

Michel
esiomajb@gmail.com
Edición: 160208
Publicar un comentario