viernes, febrero 15, 2008

Examinadlo todo, retened lo bueno!

Estimados amigos:

para algunos de los que nos consideramos cristianos (hijos del único DIOS quien según la biblia dijo de si mismo YO SOY EL QUE SOY) y seguidores de Jesús o Jesucristo, Cristo, hijo primero y predilecto de DIOS, siempre ha sido complicado saber si al estudiar los temas de la parapsicología y la ovnilogía no estuviéramos recurriendo a una acción que nos aleja de DIOS y que por ello nuestra profesión y vocación no sea la más afortunada. En este sentido hoy he leído nuevamente y recordado la siguiente cita del nuevo testamento que alude a una exhortación que hizo Pablo a los hermanos de Tesalónica en su primera carta:

"Examinadlo todo; retened lo bueno" (1 Tesalonicences 5:21). Una variante de ello sería "escudriñadlo todo, desechad lo malo retened lo bueno."

Pero creo que aún si no confiáramos en Pablo y quisiéramos ir directamente a quien sí confíamos, esto es Jesús como hijo predilecto de DIOS y en quien DIOS se regocija, podríamos recurrir a la palabra de Jesús "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida; nadie va al Padre si no es a través de mí. Si me habéis conocido a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora le conocéis y le habéis visto." (Evangelio de Juan: Jn 14, 6-14).

En la medida que tengamos claro que DIOS ha permitido a Jesús decir que El como hijo es la verdad y que nadie llega a EL sino es por Jesús, entonces teniendo esto en consideración sería supuesta o teoricamente más válido poder estudiar cualquier cosa de la vida, cualquier ciencia y fenómeno de la vida, cualquier manifestación del mundo que DIOS creó y que al haberlo creado EL no se arrepintió de haberlo hecho porque sino no lo hubiera creado. Obviamente uno debe saber que en ciertos ambientes o contextos se dan condiciones que quizás no son las benignas y esto se puede ir analizando según cumplan o no los 10 mandamientos dados por DIOS a Moisés.

Y no se trata de que uno investigue los fenómenos de la vida solo por curiosidad sino muy especialmente porque a uno le parece que existe un misterio importante a entender detrás de ciertos fenómenos y realidades, como si hubiese algo relacionado a DIOS que sabemos que también podremos ir descubriendo por allí. Esto no significa de ningún modo andar adorando o dándole culto a esas entidades inteligentes desconocidas con las que uno se podrí encontrar en la realidad de los casos o quizás imaginar sabiendo que efectivamente los otros advierten de sus presencias.

No olvidemos tampoco que siempre será más importante conocer al CREADOR de todo mucho más que a lo creado por EL aunque lo que DIOS hizo está para que descubramos su magnificencia como el ser único que EL representa.

Quisiera comentar que esto último al menos me tranquiliza un poco más porque cuando nos metemos a estudiar estos temas de lo paranormal, lo OVNI y lo místico no siempre caminamos por caminos muy cómodos sino que en especial nos movemos en un mundo que se relaciona a la presencia de seres que no siempre están claramente mencionados, o incluso definidos o explícitos en la biblia (el antiguo testamento y el nuevo) aunque puede ser que esto sea producto de que tengamos interpretaciones distintas de documentos bíblicos distintos los que a su vez, creemos que fueron inspirados por DIOS.

También es cierto que una posible fuente de error (especialmente decorativa más que escencial) al momento de leer la biblia y tratar de entenderla sea el hecho de que el ser humano haya traducido y/o interpretado de maneras quizás algo desafortunadas o no siempre acertivas, o correctas los dichos originales de aquellos que son mencionados en estos documentos bíblicos, aunque esperamos que estos documentos vayan corrigiéndose con el tiempo.

Por ello a veces conviene citar el siguiente dicho en latín: "traduttori, tradittori" que indica que "quien traduce por ello a la vez traiciona" pero en realidad uno puede ver aquí que no necesariamente hay malas intenciones sino aspectos muy terrenales y humanos en cuanto a cosas naturales que tratan de representar mensajes de la manera más cercana posible al original, o al original deseado o estimado.

Volviendo a nuestra vocación como investigadores de la presencia e interacción de seres desconocidos con seres humanos, cabe decir que lo importante de realizar esta labor de investigador de los fenómenos paranormal (parapsicología) y OVNI (ovnilogía) es tratar de descubrir el mundo que DIOS creó y que de alguna manera la sociedad no da crédito o quizás prefiere validar como algo existente pero solo como un mundo pequeño e intrascendente mientras otros lo interpretan como parte de un mundo de trastornados mentales con problemas psicofisiológicos y orgánicos, mientras que otros solo ven aspectos relacionados a creencias de seres que no son lo suficientemente educados o incluso que todo se deba a la acción de gente fanática o incluso de gente que lucra con estos temas para atraer a la gente.

Lamentablemente último esto no es así en un gran sinnúmero de casos y afortunadamente al ser cierto, aunque no siempre tan claro y comprensible y comprobable como quiséramos, no podemos negarlo, vale decir, existe efectivamente un mundo más amplio al que nuestra desconocimiento y nuestra ceguera hasta ahora no ha querido a veces abrirse a la verdad y realidad. Ahora bien, lo anterior no indica que aquellos seres desconocidos detrás de algunos fenómenos paranormales y OVNI tengan necesariamente buenas intencionalidades pues claramente estos no son siempre benignos sino todo lo contrario aunque también en relación a eso podrían colocarse objeciones al considerar que lo bueno y lo malo puede ser en algunas cosas discutible o menos extremo como algunos creemos, osea, por decirlo de algún modo, algo difuso cosa que no comparto plenamente por ningún motivo porque el ser humano si sabe intrínsecamente lo que es bueno o malo aunque obviamennte pueden haber excepciones lo que no indica tampoco que estas excepciones no puedan llegar a entender la diferencia entre el bien y el mal en algún momento.

Lo importante es no olvidar que estas inteligencias desconocidas también son criaturas de DIOS aunque de ellas y sus origenes y naturalezas, poco conocemos adecuadamente pero sí quizás buscamos conocer sus intenciones y sus interacciones frecuentes con seres humanos que son especialmente notorias en los encuentros cercanos o incluso oníricos.

Creemos que no podemos dejar de preocuparnos de lo básico que hay que aprender de estos asuntos anómalos o desconocidos y de igual manera tratar de ser la mayor ayuda posible para todos aquellos que han entrado en contacto con estos seres de manera casual o autoiniciada, y que necesitan una ayuda mínima en cuanto a qué es o significa esta realidad fenomenológica y cómo reaccionar ante la presencia de sus seres asociados. También es importante buscar los mejores modos de asimilar la importancia del hecho mismo de la real existencia de estos seres, es decir, la significancia del hecho de que estos seres efectivamente existen y que además interaccionan con nosotros. Una pregunta fundamental que varios también se plantean es saber cuál es el rol de ellos como hijos de DIOS, osea, como hijos del PADRE de todos nosotros, EL santo.

Muchas gracias y que estén muy bien.
Michel
esiomajb@gmail.com
Edición: 160208
Publicar un comentario