lunes, enero 28, 2013

Ejercicio ilegal de la profesión y falsos profesionales

...

Estimados lectores: 

respecto al ejercicio ilegal de la profesión es muy grave cuando las decisiones que toma un falso profesional pueden afectar la vida de una persona, como es el caso de los médicos falsos que me tocó investigar por varios años desde el año 2000. Peor aún es que las isapres y la superintendencia de salud, conociendo de esos casos no hayan hecho los avisos respectivos a los usuarios del sistema que se atendieron con esos falsos profesionales y que quizás hayan sido mal prescritos medicamente hablando y que puedan verse afectados físicamente en el futuro. Incluso en mi tiempo hubo que insistir mucho con un colegio médico de chile para que estos apoyaran legalmente un proceso contra médicos falsos. Lamentablemente cuando hay ejercicio ilegal de la profesión, el colegio médico de chile (o el que sea pues hay varios) no puede hacer mucho dado que solo puedo enjuiciar a los que están inscritos o a lo más a los que realmente son médicos o están acreditados bajo cierta normativa médica (enfermería, etc) pero no a los falsos profesionales. 

Aún así, la fiscalización del tema ha sido paupérrima. Por eso es fundamental que al menos la U.Chile provea una lista de profesionales médicos debidamente acreditados, sea de la U.Chile u homologados por esta. 

Muchos casos de fraude en cuanto a ejercicio ilegal de la profesión son conocidos por algunas instituciones con mucha anterioridad y cuando descubren el fraude no les siguen procesos porque implica mala reputación y marketing para la institución que no supo hacer la verificación. 

Esto es un tema que implica no solo a médicos, sino a psicólogos falsos y otros personajes. 

Respecto al profesionalismo, conozco gente que no estudió nada y que tiene habilidades cognitivas suficientes, gusto e interés por ciertos temas y que resultan ser muy buenos profesionales del rubro. Se les podría denominar los "profesionales autodidactas". 

Existen otros que estudiaron alguna carrera y que se licenciaron pero no terminaron la memoria. Y los otros terminaron todo el proceso. A todos ellos se les debe respetar, pero no está mal pedir que en los documentos que muestran indiquen la realidad de su situación educativa. 

Es cierto que en chile también hay compadrazgos y a veces se hace por tener equipos de confianza, etc. 

Pero a los falsos profesionales, a los que abusan del sistema y de la confianza de las personas y que ponen en peligro la vida o el quehacer de una institución, si hay que delatarlos. No estamos diciendo que no tengan derecho a trabajar en el rubro, y pueden saber mucho y ser quizás pedagogos o especialistas en algo específico sin necesidad de ser titulados, pero hay límites y límites y ciertas decisiones requieren no solo un conocimiento y una experiencia muy acabada sino además que haya una acreditación de "pares", i.e. de otros colegas de la misma profesión. 

Eso no implica que por ejemplo un médico con gran reputación y experiencia no pueda fallar o equivocarse en un diagnóstico, pues somos seres humanos, pero se "supone" que la experiencia médica de años con muchos pacientes o casos y rodeado de otros profesionales con los cuales se comparten los conocimientos o experiencias (casos) les permite tener un error menor en sus decisiones y actuar. Eso es lo que en el caso de los falsos profesionales dificilmente se puede esperar, pues no solo no estudiaron la profesión como corresponde, sino que no han sido visados por otros y nadie los controla y por lo general la mayoría de los casos trabaja en oficinas particulares a pacientes donde nadie los supervisa. 

Eso no implica que un falso profesional no pueda aprender de una ciencia en particular, ni tampoco que no sea inteligente, solo que se duda de su proceso de formación académica (no acreditable) y por ellos sus conocimientos son de bajísima confiabilidad, por mucho que lean libros.

Por eso que el caso de la U.Del Mar que se ha dado a conocer durante el año 2012 merece reflexionar y depurar el ambiente de falsos profesionales y delatarlos en una lista nacional con RUT (antecedentes personales), fotografía y los ejercicios profesionales ilegales que cometieron.

Esto no es una caza de brujas, es evitar que gente inocente caiga en manos de inescrupulosos. Creo que no hay nada de malo en que una persona, que no es médica indique que "yo atiendo a personas enfermas de esto y esto otro, pero no soy médico sino un interesado en el tema". Eso permite que el paciente sepa a lo que se arriesga y la decisión de ir o no ya se hace con pleno conocimiento de causa y advertencia. Eso no implica que uno u otro personaje sin título no sean acertivos en su modo de atender a una persona e incluso puedan ayudar en alguna afección o patología, pero creo que deben ser casos muy puntuales que se pueden contar con los dedos de la mano pero no son cientos.

Tampoco estoy de acuerdo a que en cierta actividad profesional solamente tengan derecho a opinar personas que son tituladas o tienen cierta formación académica acreditada, pues siempre hay aportes positivos de distintas personas y fuentes, pero a la hora de tomar decisiones importantes por lo general debe prevalecer lo que digan los "expertos", como se dice ne inglés "subject matter experts" (SME).


Atte. 


Michel 
Edición: 280113
Reedición: Fín del artículo! Nota para meditar: Al pasar vio Jesús a un ciego de nacimiento y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿que pecados son la causa de que este haya nacido ciego, los suyos o los de sus padres?" Respondió Jesús: No es por culpa de éste, ni de sus padres; sino para que las obras del poder de DIOS resplandezcan en él". (Este mensaje va en cada artículo de la blog) ...
Publicar un comentario