viernes, marzo 16, 2007

Cont. narración idealizada de un testigo de un fenómeno anómalo

Prólogo (como continuación a la narración idealizada de un testigo de un fenómeno)

A veces uno cree haber vivido experiencias extrañas que no sabíamos que existían o al menos no las conocíamos personalmente. Algunas de estas vivencias son especiales porque parecieran indicarnos la existencia de « alguien » o « algo inteligente » o « alguien o algo desconocido» detrás de todo el suceso. Eso lleva a que algunos reaccionemos instintivamente y nos preguntemos si tiene sentido esa percepción adicional que nos indica que en realidad sí nos ocurrió algo especial cualquiera sea finalmente la explicación que descubramos para aquietar la duda. Lo vivido podría ser algo muy convencional y que simplemente nosotros no lo conocíamos o que al menos no lo conocíamos en las circunstancias en que ocurrieron o también muy por el contrario, simplemente lo vivido no tiene una explicación para nosotros como sociedad pero quizás sí de manera personal para cada uno de los testigos de este tipo de experiencias. Algunos hasta podrían haber vivido experiencias en las que su percepción les dice que lo que aparentemente vieron pudo ser efectivamente algo que se supone „no debiera existir“ o que „no puede existir“.

Pero cómo saber qué fue lo que se vio y cómo lograr encontrar alguna prueba para que los demás sepan efectivamente que algo real ocurrió más allá de su explicación final? Esto no es tan fácil cuando no es posible volver a replicar esas experiencias y simplemente tengamos que contentarnos con el recuerdo a veces vago del episodio pero acudimos a ellas para poder compartirlas con otros y que los demás puedan tratar de entender qué fue lo que percibimos aquella vez. Pero es quizás aún más difícil transmitir el cómo percibimos esa experiencia y qué fue lo que se sintió que nos hizo creer que estábamos antes algo desconocido pero también especial y que merecía prestarle un poco más de atención que lo que generalmente le damos a situaciones quizás similares pero claramente no iguales. Ciertamente nos es posible volver al lugar de los eventos y estar allí presente en un horario similar que cuando se produjo el evento y quizás estar dispuesto y predispuesto de manera similar a cómo estábamos en aquella ocasión pero no sabremos cómo lograr que aquello que se percibió vuelva a aparecer.

Pero el sólo llegar a preguntarse tantas cosas es quizás un indicador así como un argumento suficiente para descubrir una motivación especial detrás de todos los sucesos que le da sentido a la pregunta „porqué investigar esa experiencia?“. Cuál es el sentido de rescatar esos hechos y entenderlos? La pregunta siguiente es „cómo hacerlo?“.

Algunos ya habrán descubierto que en este tema no es fácil saber a quién recurrir para encontrar proposiciones de explicación dado que al consultar esto a psicólogos o psiquiatras probablemente estos nos dirían que aquello que creemos que nos ocurrió no pudo ser porque esas „cosas no existen“. Explicaciones similares pueden proceder de variados especialistas con alguna relación con este tipo de experiencia o con la naturaleza de cómo lo percibimos (no necesariamente la naturaleza de lo percibido). Podemos por ejemplo hablar con un oculista o con un astrónomo o un meteorólogo y lograr obtener distintas explicaciones según la perspectiva de cada uno de estos profesionales. Paralelamente uno podría tratar también de recurrir a otros profesionales que se relacionen con el tema como lo son por ejemplo los sacerdotes, o con psíquicos o alguien que diga haber vivido este tipo de experiencias.

Lo más probable es que con esos últimos „especialistas“ haya una respuesta menos tajante y más esperanzadora pues a veces ellos trabajan en un mundo que está más cercano a lo subjetivo pero en algunos casos quizás aún lejos de la realidad del fenómeno vivido. A veces incluso nos es imposible lograr tener una entrevista personal con estos especialistas que permita tener una idea más clara de porqué lo que dicen lo dicen de esa manera y del mismo modo poder uno mismo explicarles mejor de manera presencial qué fue lo que nosotros vimos de modo que ellos incluso puedan advertir en nuestros gestos o comportamientos que no lo que vimos lo percibimos realmente y quizás con gestos poder virtualmente llevarlos a ellos al lugar de los sucesos o al contexto en que ocurrió ese episodio. Pero lo más complejo puede ser el hecho de que algunos de estos especialistas (desconozco si son la mayoría o no) basan sus argumentos recurriendo a información y conocimiento relacionado a libros, a documentación fílmica, o lo que sea que haya respecto del tema de modo de buscar algún caso con el que ellos puedan encontrar una relación con una situación anómala con la que ellos crean poder identificar el hecho que se está tratando de discutir o comparar.

Entre tanto algunos testigos de estas experiencias probablemente ya habrán visitado a parasicólogos o cuanto supuesto „profesional“ hay en esas materias „no convencionales“. Pero qué pasa si luego de una larga investigación no se obtienen los resultados esperados? Qué es lo que podemos esperar obtener en el tiempo al investigar estos asuntos?

Es posible que algunos de estos testigos o quizás de estas personas con una pregunta similar, siga con las dudas a menos que haya vuelto a vivir experiencias de esa naturaleza. Es posible que en ese caso el testigo encuentre mayores razones para entender que lo que alguna vez vio lo vuelve a percibir quizás de una manera distinta en cuyo caso será testigo de una variante de este tipo de experiencias con lo que pasará a mejorar su conocimiento presencial en relación a este tipo de asuntos pero no por ello pueda aún estar apto para poder lograr una comprensión más adecuada y real en relación al modo como pudiese tratarse y asimilarse este tipo de asuntos.

Pero aunque una persona haya vivido experiencias que puedan tener un trasfondo desconocido para nuestra humanidad y en particular desconocido para ese testigo no por ello todas las experiencias relacionadas serán de esa naturaleza y es muy probable que otro testigo de experiencias similares tenga la oportunidad de vivir otros episodios que no sean anómalos pero tampoco fáciles de reconocer e identificar. Es posible que cada experiencia nueva que parezca anómala le de al testigo una nueva oportunidad para recordar sus experiencias pasadas y con ello estimar mejor lo percibido en aquello ocasión así como revalorizar los episodios anómalos vividos en el pasado. Lo que parece indefinido es el tiempo en el que el testigo requerirá preguntarse si tiene sentido dudar si lo vivido fue efectivamente algo anómalo o algo convencional que se desconocía y que incluso pudo haberse percibido de una manera tal que no permitió tener una perspectiva correcta para percibir todo el conjunto de episodios de una manera adecuada. Quizás la respuesta a esa pregunta dependa del nivel de significado y sentido que tenga para el testigo y quizás también del tiempo que pueda dedicarle a la temática.

Por ejemplo es posible que un cristiano que en algún momento sea testigo de algo inusual posteriormente asimile esta experiencia de una manera tal que le genere un cambio significativo en el modo de creer y percibir el mundo. Por ello, una experiencia así puede ser considerada como un conocimiento adicional para poder comprender mejor una creencia espiritual o quizás le sirva incluso para abstenerse de sacar ciertas conclusiones fáciles respecto de situaciones o relatos relacionados a este tipo de circunstancias.

Quizás podamos a lo más decir que un testigo de dos o más manifestaciones inteligentes anómalas (similares o distintas) tenga mejores argumentos para saber si aquello percibido en algún momento fue producto de una falta de reconocimiento de algún fenómeno explicable o fue producto de estados psico-fisiológicos para él desconocidos. Siempre será aconsejable ser un testigo lo más auto-crítico posible para no caer en errores.

Ahora bien, todo esta introducción realizada hasta ahora no tendría mucho sentido si consideramos que estas experiencias fuesen alegres y entretenidas y no significasen problemas para los testigos pero así como hay casos en donde los testigos se sienten afortunados con estas experiencias las hay también otras en las que la manifestación desconocida causa reacciones y comportamientos en los testigos antes los cuales estos no sepan cómo afrontarlos y por ello comiencen a temer a una posible nueva presencia del fenómeno. Este tipo de expectativas generarán mayor incomodidad y stress en especial cuando ellos menos se lo esperan como pudiese ser un episodio de esta naturaleza que acontezca en los momentos de descanso físico y muy especialmente en los lapsos dedicados al sueño.

Una situación similar puede generar miedo y frustración y conducir además a un trastorno importante en caso que estos testigos no sepan cómo confrontar una situación de naturaleza desconocida por mucho que ya hayan tenido una experiencia previa con esa manifestación. Es posible suponer que estos testigos además vivirán una situación aún más complicada cuando no sientan el respaldo de gente para ellos importantes sino que sean tratados con cierto nivel de rechazo social por su condición de potenciales testigos. Por ello no es de extrañar que algunos de estos testigos callen sus experiencias no solo por temor social sino también familiar llevándolos a optar como necesario la omisión del relato de esta experiencia y a guardarlo como un secreto que quisieran poder compartir para encontrar ayuda pero que ya saben de antemano que es improbable lograr tal deseo.

Es mi sentimiento más profundo de que la vida y cada una de sus instancias son regalos de DIOS. Por ello invito a todas aquellas personas que viven o que creen o saben que vivieron experiencias de esa naturaleza, a que se acerquen a EL desde la intimidad de la meditación y a pedirle que nos ayude a descubrir el porqué de estas experiencias y qué es lo que debemos saber rescatar y aprender de este tipo de situaciones? No se si a DIOS les parezcan importantes estas preguntas y propósitos?

Nuestro grupo de autoayuda

Algunos creemos haber dedicado largo tiempo y esfuerzo a estas materias y esperamos que Uds. puedan encontrar en nosotros una verdadera ayuda que además les haga bien.

Personalmente no estimo correcto sobredimensionar el hecho de que existan otros seres aparte de nosotros pero asimismo tampoco creo que sea justo desvalorar estas circunstancias. Por alguna razón existen estos seres y todo aquello que les rodea. El sentido de esta realidad nos puede dar una mejor comprensión de la maravilla de la creación de DIOS y también comprender porqué ciertas personas puedan estar viviendo situaciones que nos parezcan extrañas pero que en el fondo pudieran tener una relación directa con circunstancias de esta naturaleza.

En las próximas páginas queremos proponer un conjunto de preguntas relacionadas a la realidad de estas manifestaciones que a algunos nos ha tocado vivir personalmente y que creemos les pueden ser de ayuda para encontrar un contexto adecuado en donde meditar y analizar el sentido de esta realidad. Esperamos también que estas preguntas representen en parte la realidad de otros testigos. En este sentido, creemos importante comentar que nuestras experiencias particulares se relacionan especialmente con la así llamada para-normalidad y muy en especial con manifestaciones inteligentes en donde se presentan variados fenómenos como por ejemplo los así llamados OVNI.

También es importante recordarles que no solo las experiencias paranormales son algo anormal para el testigo sino que también lo será inconscientemente la percepción de la presencia y el comportamiento de estas manifestaciones y así también lo será su posterior reacción como testigo. En este sentido podríamos hablar de un estado alterado de conciencia que condiciona especialmente la percepción.

Finalmente, a través de este sitio, quisiéramos ser un punto de encuentro entre aquellos que consultan y buscan apoyo ante estos temas y aquellos que creen poder aportar con su experiencia y conocimiento. Aquí todos aprendemos mutuamente y trataremos de asimilar este tipo de experiencias generando con ello el mejor conocimiento válido y verdadero que nos sea posible. Por ello invitamos a todos aquellos que quieran aportar sean creyentes o escépticos y que estén dispuestos a abordar con seriedad el tema y poder brindar su apoyo profesional y humano desde sus respectivas áreas de conocimiento.

PREGUNTAS ADICIONALES

-Ante todas estas situaciones uno de pronto se pregunta si detrás de todo esto, al hacer estas investigaciones, estamos en realidad perdiendo nuestro tiempo en cosas que realmente no son tan importantes cuando podríamos ayudar a otros con ese mismo tiempo en cosas aún más urgentes? No será que la manifestación de algunos de estos seres tenga como objeto desviar nuestra primera atención hacia personas más necesitadas?

-Cuando ciertas entidades se presentan de un modo que nosotros denominamos paranormal, cuál es la intención detrás de estos sucesos? Acaso lo hacen para distraernos de nuestras obligaciones día a día? Acaso lo hacen para que nosotros tengamos a alguien a quien adorar? Acaso lo hacen para desafiar y poner en duda nuestras creencias espirituales y cosmovisión de la vida? Acaso lo hacen para demostrarnos que en esta vida existen otros seres además de nosotros y que la vida es más amplia y bella que lo normal?

-Uno se preguntaría si estos seres se pueden manifestar sólo si nosotros de algún modo facilitamos algo (inconscientemente) o nos predisponemos para que ellos se presenten o que nosotros facilitemos algo en nosotros para poder nosotros mismos por nuestros sentidos y sin ayuda de ellos poder verlos?

-Qué pueden estos seres compartir con nosotros respecto a nuestra búsqueda hacia DIOS? Acaso son estos seres necesariamente más evolucionados y por ello deberían saber más que nosotros, o esto es solo una proyección en cuanto a que civilizaciones avanzadas tienen mejores conocimientos que otras y que el contacto con la dimensión espiritual y DIOS no se da como un camino individual?

-Qué tiene que ver el libre albedrío de cada ser vivo y su modo de manifestarse ante los demás?

-Cómo saber cuál es la intención de un ser al manifestarse?

-Cómo saber reconocer si el mensaje que pudiera dar un ser es en verdad coherente con el mensajero que lo entrega

-Es necesario manifestarse de una manera para nosotros espectacular, o simplemente las condiciones ambientes generar que la manifestación de un ser ante un testigo se dé e una manera que no es justamente la pretendida por el ser manifestado?
Publicar un comentario