viernes, junio 08, 2007

Aclaración sobre la orientación personal de mis comentarios en relación a lo OVNI, lo paranormal y lo espiritual

Estimados amigos:

a través de este posteo quisiera aclarar un poco el porqué yo digo ciertas cosas, cuál es mi perspectiva, cuáles mis experiencias, osea, porqué yo le doy esta orientación a la blog a diferencia de la que le dan otros y quizás a diferencia de lo que muchos de Uds. hubieran querido que yo publicara en cuanto a información.

Creo que lo he dicho al escribir en otros foros pero lo resumiré brevemente aquí. Yo personalmente ya tuve tiempo atrás desde hace más de 10 años a la fecha mis experiencias paranormales y OVNI y con seres que me han permitido entender en qué se trata parte de todo esto vasto campo que son las manifestaciones de seres desconocidos, los fenómenos y objetos y situaciones que los acompañan así como los que estos mismos seres crean cuando se nos presentan a los testigos.

Yo personalmente no daré mayores detalles directos de mis experiencias personales y/o grupales a menos que los otros testigos quieran comentar lo que nos pasó a todos nosotros o lo que ellos escucharon de mí cuando yo les comenté mis experiencias pero sí puedo decir que he visto seres sea de manera tangible material así como de manera quizás holográfica o espectral o como uno quisiera llamarlo, pero que en el fondo fueron en sus ocasiones claramente visibles y definibles en cuanto al espacio que ocupaban y el contorno que tenían y cómo estaban situadas en el espacio cercano a mi persona. También ví objetos extraños, ví fenómenos extraños, circunstancias anómalas o inusuales, percibí la presencia de energías raras a veces inteligentes, en fín, una serie de cosas que me ha llevado a estar aquí hasta la fecha y aora mismo escribiéndoles.

Personalmente yo traté en un inicio de explicarme las experiencias y situaciones para mí mismo y de poder comprobar al menos que lo que yo estaba investigando tenía algo de cierto. Todo comenzó simplemente con la observación de OVNIs que se desplazaban en el cielo como objetos a la distancia aparentemente masivos y grandes y haciendo movimientos que claramente no hace ningún objeto terrestre. De allí comenzé a tratar de clasificar distintos fenómenos y objetos de modo de poder diferenciar lo que me estaba tocando presenciar en cada salida a terreno a la cordillera para ver los OVNIs si es que nos tocaba la suerte de verlos lo que ocurrió en varias ocasiones además porque nosotros mismos fuimos en innumerables veces hacia esos sectores de modo de poder generar tantas instancias como fuera posible para poder ver ese tipo de fenómenos, a veces como objetos diurnos y a veces como objetos nocturnos viéndolos a veces sólo en el terreno y otras veces acompañado de otros colegas o testigos casuales.

Se perfectamente lo que ví pues tuve la suerte de haber podido ver cómo los OVNIs se nos acercaban a distancias entre 100 mt y el infinito pero a veces suficientemente cerca para poder distinguir claramente si estábamos frente a un objeto aparentemente sólido u otra cosa, por ejemplo un fenómeno energético que tomase apariencia sólida sin necesidad de serlo. Nos tocó ver muchas cosas, objetos de distintas formas y tamaños y comportamientos. Nos tocó ver bolas de luces de unos 30 cm de diámetro aproximado y a menos de 10 metros de distancia así como otras grandes bolas de luces u objetos luminosos que terminaban llegando a un punto en el cielo desde el cuál de la nada se materializaría un OVNI de proporciones inmensas que luego caería como una hoja que la mueve el viento bambolénadola como en un juego pendular. Avistamientos de ese estilo me tocó vivir en cuanto a la ovnilogía.

Nos tocó descubrir cómo reacciona uno ante la presencia de un OVNI de la nada, o ante la presencia de sonidos o ruidos extraños o cosas alrededor nuestras, etc etc etc.

Me ha tocado presenciar fenómenos paranormales en casas de testigos antes de que estos me relataran los mismos fenómenos que según estos se les manifestaban.

Me tocó entrevistar a mucha gente, no solo testigos sino médicos psiquiátras, neurólogos, psicólogos, oculistas, etc etc. He conversado con todo tipo de expertos en materia de fenómenos físicos convencionales, sean geólogos, físicos ópticos, sismólogos, astrónomos, astrofísicos, astrofotgrafos, etc etc. También he conversado con gente de la fuerza armada de Chile, tales como carabineros, aviadores, militares, navales, personal de investigaciones de Chile, osea, con mucha gente que pudiera aportarme sus perspectivas y experiencias personales. También me he puesto en contacto con personas escépticas, vale decir, he hecho de todo para poder ir conociendo todas las aristas posibles que pueda tener este asunto.

Me ha tocado hablar con teólogos, sacerdotes, exorcistas y otros catedráticos de aspectos religiosos para poder ir conociendo sus posturas al respecto del tema OVNI y lo paranormal desde sus perspectivas particulares.

Personalmente también he tratado de registrar fenómenos paranormales u OVNIs y en uno o dos casos lo intenté pero los registros salieron en primera instancia negativos, es decir, en donde a simple ojo se veía un OVNI así como a través del lente de la cámara, en la filmación no! Se hizo todo lo posible pero no somos magos!

También conozco a personas que dicen tener habilidades paranormales, y he trabajado en la resolución de varios casos. También he tenido que trabajar en el tema de las sectas peligrosas y de paso en andar ayudando a limpiar el ambiente investigativo de modo que se desarrolle una investigación sana y profesional.

Personalmente no me interesa andarle probando nada a nadie porque hay que entender que estos seres son los que deciden cuándo, cómo, dónde y por cuánto aparecerse y en ello yo no puedo ni debo ni tengo que hacer nada para obligar que se presenten. Ya los ví, se que existen y agradezco a DIOS la posibilidad que me dio de poder constatar la existencia de ellos, especialmente que ellos te pueden mirar a los ojos y que en algunas ocasiones he podido tener un intercambio "telepático" simple. Ahora bien, qué entiende cada uno por telepatía ya es otra cosa y requiere un poco más de discusión.

Doy gracias a DIOS por haber podido vivenciar situaciones en las cuales estos seres estuvieran presentes (fuesen o no fuesen benignos) y la realidad que uno percibe ante sus manifestaciones, y puedo decir que algunas de estas experiencias fueron muy desagradables, otras neutras, así como otras agradables y no incómodas. Se que estos seres son personas que más allá de su posible diferencia en cuanto a rasgos corporales o naturaleza, son y siguen siendo seres inteligentes y quizás diría yo algo más inteligentes aún que nosotros o al menos capaces de hacer cosas que nosotros no podemos y que muchos quisieran poder ver pero que no es lo más importante de lo que hay que rescatar de los encuentros con ellos sino simplemente saber que son seres, criaturas que alguien creo y esto me lleva como siempre a recordar a DIOS como el creador de todo el universo, inclusive ellos y nosotros!

Del mismo modo se que existen varias posibilidades de explicación en cuanto al orígen de estos seres y en realidad todas son muy posibles ya que estamos en presencia de distintos seres y no tengo la más mínima idea si es que todos ellos trabajan de manera cooperativa o bajo un mismo plan o coordinación pero personalmente creo que este asunto es más personal que grupal.

También quiero aclarar que la prueba física de la existencia de ellos me interesa pero no tanto como algunos esperarían desde mi profesión de ingeniero civil y por ello supuesto usuario del método científico. Lo digo porque se que estos seres por lo general permitirán que se filmen sus OVNIs o pequeños fenómenos que vienen acompañados cuando estos se presentan pero los encuentros personales son imprevistos y espontáneos e incluso acompañados de instancias tales como los "tiempos perdidos" y otras cosas más que creo aquí por ahora no es el momento de explicar en detalle.

Lo que sí se es que si uno tiene que llegar a tener una experiencia con ellos, la va a tener igual porque por lo visto DIOS lo permite y si lo permite podemos usar un argumento similar al que usan los exorcistas en cuanto a suponer que DIOS quiere que a través de casos concretos entendamos que existen ciertos seres y que desde cierta perspectiva específica a cada caso, existirían sus influencias o interacciones con seres humanos y que por ello debemos aprender de estos sucesos para tener más cuidado en las clasificaciones de las experiencias de ciertos testigos. Así como esto es válido para el caso de las apariciones de ángeles y demonios/diablos, también lo es para la manifestación inteligente detrás de los fenómenos paranormales y los OVNIs entre varios otros. Con ello entonces presento aquí un argumento a mi entender importante para ser más cuidadosos a la hora de santificar o demonizar ciertos episodios.

Por ello y volviendo al hecho de las experiencias con estos seres, repito que los verán quienes deban verlo y en su momento. Esto quizás cambie un poco para los que se acercan a caso en donde se puedan presentar potencialmente estas manifestaciones y fenómenos. Este es el caso de:
1) parapsicólogos (estudiosos de los fenómenos paranormales y las manifestaciones en parte responsables de estos fenómenos);
2) ovnílogos, que estudian con más atención fenómenos paranormales relacionados a la casuística OVNI;

3) sacerdotes y exorcistas (estudiosos de los episodios sobrenaturales (que se relacionan al mundo de la manifestación de DIOS así como de algunos fenómenos preternaturales (ángeles y demonios como ejemplo simple) todos estos ocurriendo en el mundo de lo natural (los seres humanos y nuestro medio ambiente cotidiano);

4) testigos que han vivido este tipo de experiencias y que quieren poder encontrar una explicación a los episodios vividos, especialmente saber si lo que vivieron es cierto o no, y en caso de ser cierto qué es lo que deben rescatar de esos "hechos";

5) testigos que se interesan en esta temática y que en algunos casos pasan a desarrollar investigaciones más o menos profundas;

6) familiares de personas que viven o han vivido este tipo de experiencias inusuales;

7) otros varios.

Por ello vuelvo a insistir, no se puede demonizar a las personas que estudian este tipo de experiencias porque ellos están haciendo una investigación de este tipo de sucesos y no necesariamente promocionando esta casuística ni haciendo lucro de ella. Y si la investigan es porque tratan de verificar la realidad de estos fenómenos y manifestaciones y de paso poder entender mejor el mundo y de paso poder reconocer a posibles testigos afectados por este tipo de experiencias y entender el proceso que pueden llegar a vivir y todo lo que significa haber vivido estas circunstancias.

De paso también es importante decir que al estudiar este tipo de casos no se está practicando magia negra ni dándole atención "al diablo" como algunos pretenden: tener esa visión es errada. Si fuese así entonces habría que decir que los policías le prestan atención a todas las cosas del diablo porque estos tienen que andar persiguiendo y averiguando las actividades de delincuentes, ladrones, estafadores, violadores, proxenetas, vendedores de drogas, falsos profesionales, etc etc. No es el caso! Por ello solicito encarecidamente que los que tanto critican las profesiones y ciencias de la parapsicología y la ovnilogía tengan a bien considerar que sean más autocríticos consigo mismos y que averiguen bien cuál es la labor de estos especialistas y que tengan cuidado a la hora de criticar para no caer en prejuicios cognitivos varios que son frecuentes de encontrar tanto en algunos especialistas religiosos como en escépticos y otros creyentes. Del mismo modo se sugiere tener en cuenta que así como en toda profesión existen personas que actúan de buena manera y otras no, y lo mismo ocurre en la parapsicología y la ovnilogía. Por ello prejuzgar y generalizar a todos los cultores de esta ciencia es para mí un infortunio.

Todo esto no es una autojustificación como algunos pretenden, sino simplemente una explicación de los hechos, los contextos, el modo de vivir de los investigadores. Por ello no tiene sentido llegar y suponer que es tan fácil llegar y negar las experiencias de los demás y más aún llegar a ser exigente en pedir pruebas a las personas que viven este tipo de experiencias así como a los que estudian estos casos.

Volviendo al hecho de la importancia de las pruebas físicas y objetivas que algunos usuarios y dependientes del método científico tanto exigen, el que yo no dedique tanto tiempo a buscar pruebas físicas tales como fotos y videos de OVNIs y otros fenómenos convencionales o desconocidos, eso no significa que yo desprecie la prueba física pero al menos para mí la situación de las existencias de estos seres y de las realidades que con ellos se presentan es ya un hecho aclarado para mí.

Esto tampoco significa que yo crea en todos los fenómenos o episodios que se me narren, nunca he dicho eso. Valoro mucho la prueba física y aquellos que la persiguen porque es parte de la ovnilogía y de una parapsicología profesional sólo que yo he decidido darle mayor importancia a otros aspectos y por ello he centrado más mi energía y atención hacia esas necesidades de las personas.

Se que los seres desconocidos tienen sentimientos al igual que nosotros y que si pudiera yo resumir algo de mis experiencias con ellos es que simplemente es importante saber que existen otros seres en este universo directo y local en el que vivimos día a día, llámenle como les llamen. Eso no significa que uno sea ciego a la hora de suponer que las experiencias de contacto o encuentro o interacción con ellos sean algo simple y relajado: efectivamente existen experiencias muy desagradables y que generan miedo y pánico y de paso taquicardias y desesperación y a uno le queda la impresión de que la intencionalidad detrás de esas experiencias no es benigna. Esto ocurre en algunos casos y justamente el haberlas vivido sin tener idea de que esto era así ni de la existencia de este tipo de sucesos, nos ayuda a tener más cuidado y de paso poder entender lo que pueden llegar a vivir también otros testigos. Por ello la labor del parapsicólogo y del ovnílogo serio, responsable y ético requiere de advertir adecuadamente en relación a los posibles riesgos y peligros que se pueden llegar a vivir en este tipo de experiencias. Esto es por lo general algo ignorado por mucha gente, especialmente por los escépticos y algunos especialistas religiosos.

Por todo lo anteriormente mencionado y sabiendo que estos seres existen y no pudiendo negar esos hechos al menos para mí mismo, es que no puedo decir que "estas experiencias no existen" o que "estos seres no existen" pues estaría mintiéndome primero que nada a mí mismo y de paso a los demás. Yo puedo decir por ello que "existen otros seres desconocidos así como condiciones fenomenológicas inusuales que se presentan con la manifestación de estos seres". Puedo decir también que así como a mí me ha tocado vivir cierto tipo de experiencias también esto puede llegar a ser cierto en el caso de los demás. De hecho investigar otros casos puede incluso en algunos casos ser una búsqueda inconsciente de reconocer en los casos de los demás, las experiencias que uno vivió y de paso tratar de reconocer a los mismos seres para poder además quizás rescatar aspectos que estos otros testigos vivieron y que se diferencias un poco de lo que nos tocó vivir a otros. Con esto estoy queriendo decir que en algunas experiencias paranormales se presentan seres, uno percibe su presencia (y por ello la existencia de estos seres) y estos seres de pronto se van y uno queda con la duda siguiente: "porqué se apareció si al final se fue y me dejó con más dudas?".

Pues bien, resumiendo, por todo lo vivido y siendo constatador de la existencia de ciertos seres, fenómenos, objetos, condiciones y percepciones, decidí averiguar porqué me tocó a mí vivir este tipo de experiencias. Porqué a mí? Aunque aún no lo tengo del todo claro en esa época (hace 10 años a la fecha) creí que era importante dar un paso más allá y sabiendo que ellos existen darme a la tarea de descubrir casos de otros testigos de la presencia de seres que por lo general la gente desvalora o desprecia y que pueden ser reales, al igual que mis experiencias o aún distintas, porqué no? A ellos va enfocado mi trabajo y trato de reconocer ahora en qué situaciones seres (quizás desconocidos para mí aún) se les presentan a otras personas y por ello mismo apoyarles, darles al menos un tiempo importante de mi atención y compartir. No puedo solucionar nada ni debo hacerlo porque estas experiencias son para cada uno y quien los vive deberá aprender algo de ese tipo de experiencias para poder tener una visión más correcta y aún más amplia y significativa de la vida.

Con todo esto no estoy olvidando a los seres humanos que aquí en mis cercanías me necesitan quizás incluso más urgentemente que los testigos de los OVNIs y de fenómenos paranormales pero tratamos de hacer lo mejor posible para servir a todos de la mejor forma y con el máximo de respeto. Por ello pido que los que me contacten lo hagan porque realmente creen que sus casos así lo ameritan.

Yo personalmente soy cristiano y entiendo todo en base a DIOS y desde ese principio, que EL lo creo todo. Yo personalmente adoro a DIOS y después a su creación pero primero a EL. Con esto aclaro la duda a muchos sacerdotes que aún creen que yo ando haciendo brujerías o metiéndome en cosas que no son benignas o dejando de lado a DIOS. Porfavor tengan un poco de apertura de mente y no se cierren a si mismos en cosas que hasta cierto punto no podemos negar que existen y no podemos negar que les puede ocurrir a los demás y que por ello debemos ser de apoyo para otros en cuanto a reconocer si lo que les pasa a ellos es un riesgo o no: sin el estudio de estas materias estaríamos siendo unos desconocedores de este tema y por ello nuestra opinión sería muy limitada y por mínima ética y autocrítica no deberíamos siquiera pretender dar consejos de expertos cuando en realidad no lo somos debidamente en esta materia en particular.

Por ello pido un poco más de respeto por aquellos que con la mejor voluntad del mundo, interés genuino y respeto por el mundo de DIOS han querido incursionar en este tipo de investigaciones y que por ello no se les puede prejuzgar sólo porque en una de esas pudieran encontrarse con seres no benignos y que además con ellos quizás puedan perder en parte la atención a las cosas que DIOS quiere que atendamos.

Del mismo modo les digo que no podemos andar juzgando el mundo de DIOS según nuestros prejuicios sino simplemente ser abiertos a que EL nos muestre su mundo a su manera y no a la que nosotros suponemos debiera estar condicionado DIOS. No somos nadie para decirle a DIOS cómo deben ser las cosas o cómo se deben manifestar.

Eso es lo que quería comentarles y si DIOS quiere que les pueda ayudar en estas materias que así sea en la medida que EL quiera. Al menos yo estoy predispuesto a ayudar de la mejor forma posible, todo dentro de ciertos límites.

Muchísimas gracias por leerme.
Michel
07 y 09/06/07
Publicar un comentario