martes, junio 12, 2007

Definición breve: OVNI

Qué entendemos por OVNI?

Por "OVNI" entendemos todo aquel episodio inusual en el cual un testigo observa objetos desconocidos y/o fenómenos aéreos anómalos (FAA) que se presentan en su campo visual y que desarrollan movimientos en el espacio aéreo próximo y/o lejano, y/o que permanezcan aparentemente estáticos, y/o que aparezcan y desaparezcan desde un punto de observación hacia el cual el testigo estaba previamente orientado, esto entre varias opciones posibles. Además el término OVNI u "Objeto Volador No Identificado" incluye la palabra "No identificado" porque el testigo no logra facilmente reconocer o recordar algo de similares características de acuerdo a su conocimiento previo en cuanto a objetos volantes y fenómenos aéreos, por lo que no se logra una identificación del suceso y correctamente se lo clasifica como "no identificado" por parte del testigo lo que no significa que sea "no identificado" o "no identificable" para otros. Cuando el caso tiene realmente bastantes evidencias para ser descartado en uno u otro sentido es posible incluso decir que el suceso corresponde a un Objeto Volador Identificado u OVI, o en caso contrario contrario seguirá siendo hasta ese momento "no identificable" y por ello el término OVNI sí se ajusta para ser usado técnicamente para describir la situación vivida.

OVNI también ha sido considerado como un símbolo o un término que alude a la existencia de otras civilizaciones en este planeta, fuera de este, o en otras dimensiones, pero directamente no indica más que eso, un objeto no identificado por el testigo y que estaba a la vista en el espacio aéreo cercano y/o lejano de este.

Dado que a veces algunos avistamientos de OVNIs generan la impresión o percepción de que no es posible distinguir claramente la presencia o evidencia de materia en el objeto mismo sino más bien que el asunto no sería un objeto en sí sino algo que ocupa un volúmen en el espacio aéreo observado pero en ningún caso material más allá de lo que rodea al OVNI o lo que reacciona debido a su presencia, es posible hablar de FVNI, osea, Fenómeno Volador No Identificado. Algunos incluso prefieren hablar de la presencia de un Fenómeno Anómalo Aéreo No Identificado o FAANI o simplemente FANI. Variantes hay varias, pero lo importante es quizás identificar o describir el fenómeno/objeto visto según los siguientes parámetros básicos:

Algunas consideraciones a tomar en cuanta son las siguientes:

-Formas del OVNI o FANI: qué silueta o apariencia tenía el OVNI en sí o qué conformaciones volumétricas o aparentemente superficiales se presentan cuando el FANI está a la vista.

-Comportamiento del OVNI o FANI: lo que más identifica a un OVNI o a un FANI son especialmente sus movimentos o comportamiento en el espacio circundante. Existen muchas variantes de movimientos o de estacionalidades (inercias, objeto fijo en el cielo por mucho que aparetemente por su grandeza debiera ser además (linealmente) masivo en peso y por ello verse afectado por las leyes de la gravedad o influenciado por el viento. Lo más impresionante de los OVNIs es su facilidad para generar movimientos bruscos desde un estado aparente de inercia, o viceversa, pasar de desplazarse a gran velocidad a detenerse de la nada como si el objeto estuviese inerte, propiedades que no cumplen con lo conocido por la física moderna siempre y cuando estemos considerando un objeto masivo que tiene masa y que está afecto por ello a ciertas leyes de aceleración y desaceleración conocidas. Por ello es importante estar atento a la presencia de nubes cercanas pues existen fenómenos luminosos (naturales o artificiales (casuales o militares) que se reflejan en estas nubes y que producen la apariencia de estar ubicadas en un espacio y volúmen determinado cuando en realidad son simples proyecciones luminosas que ópticamente se perciben como reflejos y/o refracciones. En otros casos incluso, aún sin la presencia aparente de nubes o incluso sin presencia alguna de nubes, es posible que ocurran ciertos efectos de reflexión o espejismo debido a fenómenos atmosféricos en los que ocurren espejismos debido a condiciones atmosféricas específicas (calor, humedad ambiental más al presencia de ciertos estímulos externos luminosos) que generan fenómenos ópticos que puden llegar a confundirse con un OVNI o FANI.

Otra de las características que nos permiten clasificar a un objeto como OVNI es cuando en especial en el caso de los OVNIs estos generan movimientos de zig/zag bruscos, lo que es una variante más interesante que la de la aceleración brusca para una desaceleración brusca puesto que esto mismo se repite en varias ocasiones, por ejemplo en la conocida "caída de hoja" que realizan algunos OVNIs y que se parece al vaivén que realiza una hoja que cae producto de la gravedad pero que lo hace moviéndose de uno a otro lado. Fenómenos físicos de esa naturaleza sí pueden ser considerados claramente anómalos.

Para mayor contrastación de fenómenos se propone revisar la clasificación de fenómenos convencionales publicada en

http://esiomajb.blogspot.com/2007/06/clasificacin-de-fenmenos-que-se-pueden.html

-Materialidad o energía del OVNI o del FANI:
a) era un objeto materialmente macizo;
b) era un objeto meramente energético en el sentido de que emitía luz y ocupaba un lugar en el espacio desde donde se radiaba esta luz o a la cual llegaba luz que generaba un reflejo sobre este o una refracción que la cruzaba y que permitía advertir la presencia del objeto o del fenómeno;
c) era un fenómeno luminoso pero en ningún caso algo macizo;
d) era un objeto que ocupaba un espacio pero que no necesariamente involucraba existencia evidente de materia pero cuyo fenómeno en sí se presentaba cambiando o conformando el espacio material directamente circundante y cercano al fenómeno u objeto que le daban una apariencia cuasi-material;
e) era un objeto que cambiaba de macizo a energético y/o viceversa;
f) era un objeto/fenómeno que presentaba algunas de las variantes recién expuestas;
g) otras.

En la materialidad del objeto pueden llegar a ser muy interesantes también todas las descripciones de la superficie del objeto a través de la cuál se refleja la luz extrerior, o los puntos externos a través de los cuales se aprecia la emisión de luz que llegan directamente al testigo ocular (testigo humano o máquinas registradoras audiovisuales) o que producto de un reflejo llegen indirectamente a ser apreciables para el testigo. En este sentido la rugosidad o granularidad de la superficie es un elemento de interés.

-Dimensiones físicas del OVNI o del FANI: otra de las descripciones importantes en un objeto son sus posibles dimensiones. No obstante, dimensionar un OVNI o un FVNI se torna algo complejo cuando estos están muy lejos del observador ya que es muy difícil poder precisar distancias así como usar referencias dimensionables y por ello mismo lograr calcular sus dimensiones aparentes. Esto mismo es importante a la hora de querer pretender dimensionar el posible peso del objeto.

-Número de objetos o divisiones o módulos del OVNI/FANI: son todas aquellas instancias que se observan que permiten descubrir que el OVNI o FANI. A veces incluso mucha gente pdodría creer que el objeto es un verdadero OVNI puesto que presenta polimorfismo o que va cambiando de formas pero esto puede ser sólo un efecto ilusorio propio de fenómenos de distorsión atmosférica y óptica incluso debido a propiedades desconocidas del reflectividad, refractividad y radiación propia de la superficie del objeto (ver ley de flujo energético de Gauss) o incluso una reacción desconocida del ambiente material (nubes, oxígeno u ozono en el aire, partículas de agua en el aire) que reaccionan ante la presencia del OVNI/FANI o que incluso reaccionan a un estímulo remoto del OVNI (a distancia). Por ello es posible a veces escuchar relatos en los que testigos observan o creen estar en presencia de un objeto que cambia de forma (polimorfismo) o que está constituído por otros objetos o que viene acompañado de ellos. A veces incluso ocurre que en los avistamientos nocturnos, sea de un OVNI genuino o de un avión con luces inferiores pero sin reflectividad del objeto ante la emisión luminosa propia, los testigos creen ver tres o más objetos desplazándose en conjunto cuando en realidad son tres o más objetos adosados a un mismo cuerpo que no se puede apreciar de manera claramente definida. Todo lo anterior es aplicable en el caso de los OVNIs pero se complica en el caso de un FANI.

-Fenómenos ambientales adicionales ante la presencia del OVNI o del FANI: la presencia de OVNIs o FANIs produce fenómenos adicionales remotos, a veces incluso las personas pueden sentir la presencia de algo (un sexto sentido que se relaciona más a un estado alterado (o inusual) de percepción) pero que a veces incluso se percibe debido a la presencia de cambios medioambientales cercanos al testigo, como por ejemplo cambios de temperatura, presión, etc etc.

-Estados perceptivos del testigo: aunque no son directamente parte del OVNI o FANI en sí, de todas maneras se relacionan con la apreciación subjetiva del testigo en sí en relación a lo supuestamente objetivo percibido. Esta sección específica requiere de una amplicación que se dará en un capítulo aparte.
Publicar un comentario