lunes, septiembre 10, 2007

Comentario 10/09/2007

Estimados amigos:

Estuve hoy meditando un poco el problema que tienen algunos testigos de los paranormal en relación a la aceptación de los comentarios de personas que han visto cosas extrañas y que incluso en algunas ocasiones están claro que lo que han vivido son experiencias genuinamente paranormales y además haberlas comentado más allá de que mencionen o no la palabra "paranormal" o algún término que la gente por lo general asocia con lo paranormal directa o indirectamente.

Por lo general uno nota que cada vez que la gente (terceros) escuchan a alguien hablar de estos temas relacionados con lo paranormal o lo sobrenatural, la reacción es muchas veces de incredulidad e incluso de risa y desvaloración de la persona que hace el comentario.

Incluso uno descubre algo menos afortunado y es el hecho de que la gente se ríe de lo que dicen estos testigos o narradores de las experiencias de otros supuestos testigos e incluso a veces uno descubre que esa risa se debe a que algunos creen saber mejor que el testigo qué fue lo que ellos vieron y que no es lo que ellos creen pero en realidad eso es muy fácil suponerlo pero probarlo es muy complejo y difícil.

Yo realmente me pregunto porqué la gente duda tanto del testimonio de algunos testigos de lo paranormal tratando de entender bien cuál es el fondo de ese fenómeno social.

Realmente no entiendo porque se desvalora tanto el testimonio de este tipo de testigos de lo paranormal, como si estuviese prohibido socialmente.

En este mismo sentido es importante también preguntarse como oyente de este tipo de testimonios, cómo es posible descubrir la verdad de lo que dicen estas personas haber vivido en el sentido pleno de la palabra, es decir, siendo lo más cuidadoso posible, cómo saber qué es lo que realmente le ocurrió al testigo y que se puede rescatar del testimonio de este para ir acercándose a la posible realidad de los hechos?

Por ejemplo alguien podría plantear que no cree en la versión del testigo pero quizás suponer que este no miente y que sí menciona haber visto algo y que efectivamente algo hubo en realidad aunque no fue aquello que el testigo cree haber visto. Incluso algunos podrían preguntarse cómo saber que un testigo fue víctima de un engaño perceptivo externo (terceras personas) sin que este lo pudiera saber, por ejemplo víctima directa de los efectos de un nuevo producto farmacéutico o medicinal o directamente víctima de un experimento secreto militar científico?

Personalmente me pregunto porqué la gente desvalora tanto estos sucesos supuestamente paranormales y no valora el hecho de que detrás de ellos sí puede haber algo muy interesante y en parte anómalo para el testigo y que lo haya llevado a suponer que lo vivido si corresponde denominarlo y comentarlo como paranormal.

Del mismo modo uno podría preguntarse qué es posible rescatar de lo que se cree inconscientemente que puede ser cierto cuando no se sabe que en parte no lo fue, por ejemplo en el caso de una víctima de experimentos seretos sobre la percepción del testigo sin que este lo sepa?

Dejo planteada la duda!

saludos y gracias
Publicado el 10/09/2007
Publicar un comentario