miércoles, marzo 05, 2008

Aspectos de casos de tiempo perdido y abducción

Estimados visitantes,

Agradezco a todos aquellos lectores de mis artículos en especial por el deseo de colaborar en cosas que a todos nos cuesta un mundo y más aún nos duelen en el sentido de que por mucho que quisiéramos darles mejores informaciones y apoyo a la gente que dice vivir estas experiencias, por mucho que en realidad ellos están en parte entregados a su suerte pero no olvides que de algún modo u otro, somos todos seres espirituales y que nunca estamos solos, al menos sentimos y creemos que al menos DIOS nunca deja de saber que es lo que nos pasa en ese mismo instante e incluso antes que naciéramos EL ya sabía que nosotros podríamos pasar por esas situaciones y que por ello no debemos sentirnos nunca solo sino que invocar a DIOS cuando estemos en los peores problemas, sea lo que sea que nos pase después. Estos sucesos, tan negados por la sociedad aunque en parte se entiende la actitud de algunas personas en la sociedad pero no en general, no están a nuestro control ni menos podemos (ni debemos siquiera) nosotros controlar a estas entidades inteligentes detrás de estos sucesos. Estas vivencias yo las tomo como una experiencia única que puede vivir una persona de modo de descubrir que el mundo es muchísimo más amplio de lo que nos han comentado en la sociedad e incluso nuestras familias, no porque estos nos quieran mentir o porque no quieran informarse al respecto como nosotros sino porque han sido educados para negar cosas y afirmar otras de las que ni siquiera tienen certeza que existen y en caso de serlo, que lo sean tan así como suponemos o nos han informado.

De hecho en realidad, siendo sinceros, somos simples observadores pero poco conocedores de la vida cuando demostramos con actitudes cerradas y fanáticas aunque adornadas de palabras "científicas y rimbombantes" de que "esto existe pero esto no", especialmente cuando se trata de cosas tan delicadas como las subjetivas y relacionadas a lo espiritual, ya que en estas uno no siempre puede tener la posibilidad de verificar qué fue lo que le ocurrió a otro aunque uno entiende que necesita al menos hacer un pequeño juicio de valor para saber si le están diciendo la verdad o no, pero imponer cosas tales como que "la verdad está solo en el método científico" es como decir que "el método científico es la verdad" y una cosa no implica la otra y claramente esta última es una falsedad pues el método científico es solo uno más de varios métodos para llegar a conocer o manipular cosas pero en ningún modo la verdad en sí y tampoco somos nosotros generadores de verdad sino que develadores de la verdad o no verdad de ciertos hechos mencionados. Tampoco es culpa del método científico sino de aquellos que lo usan de manera inadecuada y que hacen de este poco más y poco menos que un objeto de culto.

Coincido con lo que proponen algunos investigadores de los temas OVNI especialmente en lo relacionado a los episodios de tiempo perdido y más aún en los episodios de abducción (y quizás también en el de la posesión) en que lo primero que podemos hacer es al menos escucharlos y en parte ofrecerles nuestro apoyo e interés para escucharlos durante el tiempo porque estas experiencias a veces no son singulares sino que van reapareciendo con el tiempo y por ello es necesario seguir los casos incluso por décadas o lo que sea necesario pero también esto es así porque los seres humanos que han vivido estas experiencias van asimilándolas con el tiempo y cambiando sus comportamientos y creencias y certezas y recuerdos con el tiempo.

En relación al modo como se presentan algunos de estos casos, es posible que al igual que como ocurre con los episodios de posesión demoníaca, algunas personas hayan desarrollado juegos “esotéricos” (aunque el uso de la palabra no necesariamente es el correcto) o espiritistas en el sentido de que trataban de comunicarse con otras inteligencias o seres, sea cual sea el estado en el cual se presenten estas entidades. Algunas personas que viven este tipo de experiencias y que tratan de evitar recordar los sucesos ya sea por miedo o lo que sea, o incluso tratan de evitar que otros pasen por la misma experiencia, se niegan a hablar del temae incluso a veces prohiben que se traten esos temas y otros relacionados.

Pero cuidado que a veces esto puede ser en algunos casos una simple excusa para que los demás no averiguen situaciones indecorosas aunque en el caso de los testigos de experiencias genuinas los involucrados quisieran evitar que se averiguaran más cosas aún más complejas y o narradas para no complicar ni asustar más a los demás, algunas paranormales y otras-extraparanormales.

En relación a los casos de tiempo perdido, esta puede ser considerada potencialmente como una de las tantas experiencias relacionadas a situaciones “pro-abducción” lo que no significa que la abducción tenga que durar tanto tiempo sino que incluso puede ser "ambulatoria" o breve simplemente llevando a la víctima a un estado de inconsciencia. Y creo que así lo suponemos aunque es posible que no sea así y que por el posible terror y miedo y trauma consecuente derive la necesidad de olvidarlo pero de saber que algo pasó.

Estas inducciones a un estado de inmovilidad pueden ser no completas porque algunas víctimas incluso saben que pueden mirar pero no moverse aunque quizás si un poco las extremidades (mano pero no el brazo, o pie pero no la pierna, ojos pero no la cabeza). A través de estos estados puede que a estos invasores les baste para efectuar algo a nivel físico sobre el cuerpo y que no sea necesario el hecho de llevarlos a un OVNI aún siendo que al parecer hay gente que dice haber visto OVNIs rodeando las cercanías de la casa de una persona que con el tiempo se dijo que era un abducido.

Puede que los recuerdos de algunas personas, especialmente los abducidos, parezcan ser pruebas de que ellos estuvieron en una nave siendo intervenidos fisicamente pero es posible que no sea así y que a ellos se les haya incluso inducido un sueño en este sentido, por ejemplo el del ingreso a la nave y el de la salida de la nave pues en ese tiempo quizás logran estos invasores desconcentrar a la víctima mientras la intervienen y es posible que luego de la intervención el testigo comienze a volver en sí y recuerde que vivió la experiencia de intervención física pero no siempre observándolos sino quizás como una experiencia fuera del cuerpo debido a la necesidad de evitar seguir sintiendo el tremendo dolor (cosa que extraña de seres que perfectamente pudiesen anesteciar no solo la mente sino también el cuerpo para evitar la sensación propioceptiva y nociceptiva entra varias otras) o quizás incluso para tratar de luchar con estos seres (desprenderse de su control) y que para ello sin saberlo en un momento dado salen del cuerpo (experiencias fuera del cuerpo) y vean la intervención a modo de testigo pero alejado de su propio cuerpo.

Una vez terminada la intervención de estos invasores, y cuando el cuerpo y la mente quizás tratan de estabilizarse y volver a la normalidad, quizás también esto ocurra con la memoria y con los demás procesos mentales pero debido a un posible efecto neurofisiológico externo ya inducido sobre el testigo antes de que los invasores se alejaran fisicamente de este, lo que puede resultar en una memoria inducida para olvidar (completa o parcialmente) o un efecto para no asimilar la experiencia de manera real o quizás el la mente genere un mecanismo de recuerdo tardío para que la víctima no vuelva a percibir todo el umbral de dolor físico y por ello quizás actúa más sobre el área onírica generando en la víctima la idea de que efectivamente fue intervenida pero en un OVNI. Quizás esta misma sensación de estar siendo intervenido en un OVNI no ocurra en la realidad pero la mente humana la genera de manera casi-simultánea a los estímulos externos para representarle en parte la experiencia a la que está siendo afectado.

Los casos de tiempo perdido así como de abducción, así como los relacionados de posesión, sueños vívidos y otros son temas muy complejos!

Pero por ahora simplemente consideramos a los casos de tiempo perdido los que no me cabe duda que sean potenciales casos de abducidos pero es mejor no plantearle a ellos esta alternativa de modo de evitar inducciones que aún pudiendo corresponderse con la realidad específica del caso, van a influir en la víctima un modo no natural de recordar o relacionar y asimilar los hechos y los recuerdos. Por ello soy defensor de que a la persona que dijo vivir un episodio de tiempo perdido no se le diga nada más y que este descubra por si solo y de manera espontánea que quizás fuese adicionalmente abducido pero si se le indica de antemano en algún momento a futuro este no sepa bien si puede seguir tomando por cierto al 100% en lo que cree que le ocurrió porque recordará que fue influenciado en algún momento antes de llegar a esa explicación alternativa y tendrá de pronto una duda que le podrá generar mayor inseguridad.

Por eso prefiero que las víctimas recuerden por si mismos y busquen por si mismos la explicación de sus experiencias aún siendo que esto puede durar muchísimo tiempo e incluso el testigo jamás llegar a recordar nada nuevo y tener una vida completamente normal. Porqué no ha de ser posible que algunos olviden la experiencia o que no les influya más allá en sus vidas? Estoy seguro que este es un caso más generalizado incluso en testigos de cosas mucho más simples que no quieren dar crédito a ciertas experiencias perceptivas que vivieron porque no calza con sus modelos de realidad o incluso no les conviene que sean reales porque saben que tendrían que ser autocríticos consigo mismos y comenzar a evaluar lo que les ocurrió e incluso tener que ser coherentes con el significado y trascendencia de lo que les ocurrió lo que implica tener quizás que reevaluar su visión de la vida, con todo lo complicado que inconscientemente presienten que tienen que considerar.

En este sentido, cuántas personas escuchan de pronto nuestras conversaciones en algunas reuniones e incluso participan casi como escépticos no porque lo sean sino porque quieren negarse a si mismo que lo que vieron fue real aún sabiendo que ellos si vivieron algo pero no quieren aún tener que lidiar con ello y por ello buscan naturalmente la negación porque es uno de los procesos más fáciles. El problema está que cuando no son capaces de lograr converserse a si mismo de que nosotros estamos equivocados o hablando de cosas que no existen, ellos van de a poco dándole más importancia a sus experiencias.

Acaso no nos ha ocurrido a algunos que luego de una discusión intensa y acalorada (no me refiero a acusaciones o a insultos necesariamente) en donde estas personas se nos acercan con mucha seguridad tratando de probarnos si es que estamos seguro de lo que hablamos, quizás cuando están solos con nosotros y ven que nosotros si estamos seguros de lo que hablamos, ellos de pronto reaccionan diciendo "bueno, no te lo voy a negar, a mí también me pasó esto pero.....". En este sentido, esa actitud es a mi entender mu psoitiva no porque hayamos cambiado el modo de pensar de la persona inicialmente escéptica sino porque ellos se sinceran y permiten que entremos a un plano de más confianza en donde ellos mencionan el porqué este tema no les es indiferente.

En este sentido incluso he dicho que algunos escépticos acérrimos de este tipo de experiencias y que nunca la hayan siquiera vivido, una vez que les ha tocado vivir este tipo de experiencias, llegan a cambiarse completamente de bando y pasan a ser acérrimos defensores de la realidad de estas casuísticas (al menos aquella que le tocó vivir a él) aunque es muy probable que al principio le cueste mucho salir adelante con la idea de lo que les ha de pasar cuando aquellos a cuyo grupo pertenecía, los escépticos, lo critiquen cuando este les comente (si es que lo hace) sus experiencias. Pero aún así, se que este es un asunto muy poco probable pero al menos si se de casos que he conocido personalmente inicialmente cuando eran escépticos y se reían de estos temas, y luego cuando se me acercan a narrar la experiencia paranormal u OVNI que vivieron y que ellos mismos con toda su supuesta capacidad para criticar usaron pero ahora en contra de si mismos y no les quedó otra que aceptarlo. En algunos casos incluso está experiencia se vió facilitada por la presencia de más testigos simultáneos y cercanos a este ex-escéptico.

Del mismo modo hay que decir que también existe el caso inverso en donde un creyente acérrimo se hace escéptico acérrimo. Cada una de esas experiencias y procesos de conversión son muy interesantes pues nos hablan de la naturaleza humana y nos enseñan aspectos a considerar para un mejor estudio de casos paranormales y OVNI, entre varios otros.

Les recuerdo que todo esto que he mencionado anteriormente es en parte creencias mías debido a ciertas situaciones que conozco.

Respecto a casos relacionados a episodios inusuales con presencia de “implantes”, tengo un caso más o menos probable de implante pero en realidad fue muy complejo porque la persona no recordaba algunas cosas pero se encontró con el implante luego de despertar al parecer algo raro e ir al baño y tratar de sacarse algo que sentía que tenía en uno de los orificios de la nariz y que resultó ser un objeto como un chip que él guardó en un lugar o vaso y que luego se perdería luego que la madre entrase al baño de él mientras se bañara y al terminar él de ducharse no encontró el objeto y al consultarle a su madre si ella había sacado el objeto ella dijo no saber nada de lo que él le decía. Alternativas para entender lo que pasó son varias, incluyendo ciertas conspiraoicas: 1) que la madre sin darse cuenta quizo hacer limpieza del lugar y no advirtió bien lo que había en el vaso o en su defecto lo vió y le pareció una mugre y lo botó como si no se tratase de nada importante o incluso recordó haber botado algo pero no le quizo decir nada al hijo para evitar problemas; 2) que la madre haya sido pagada para que a su hijo le hagan experimentos, cosa muy improbable pero que se que han habido casos no en el sentido de lo ovni y paranormal pero si en otras cosas; 3) que la persona que entró al baño este testigo la reconoció como su madre pero que en realidad no lo era sino que se trataba de un ser que emulaba a la madre, o quizás que emulaba a la voz y que este testigo no la vió pero la escuchó creyendo que se trataba de la madre. Cualquiera de estas hipótesis son simplemente especulaciones pero a veces pueden resultar probables de escuchar en algunos casos de otros investigadores.

saludos y gracias por vuestra comprensión

Atte.
Michel
esiomajb@gmail.com
Edición: 050308
Reedición: 050308
Publicar un comentario