miércoles, agosto 12, 2009

Abducción y tiempo perdido: episodios recordados

...
Estimados lectores:

quisiera hablar hoy algo en relación a los fenómenos de abducción y tiempo perdido quisiera hacer ciertos comentarios.

Por mi vocación y experiencia en el tema de lo paranormal, OVNI y espiritual, me he interesado en los casos más extremos representados en los encuentros cercanos con seres desconocidos que son también los más interesantes a la hora de aportar información sobre las intenciones y modos de actuar de estas inteligencias.

Yo sigo casos que me parecen más probables de ser genuinos aunque uno no los puede corroborar a menos que se vivan algunas instancias y experiencias con los testigos con lo cual tampoco validamos necesariamente el caso pero sería posible evaluar otras cosas como la reacción de los testigos ante un fenómeno de esa naturaleza y otras cosas que permiten ver si el testigo tuvo una experiencia o más episodios vividos que les permitan inconscientemente reaccionar de una manera especial que es más acorde con los casos genuinos. Eso permititía confiar un poco más en el testigo y quizás validar el seguimiento de su caso y el estudio de sus narraciones relacionadas a los episodios inusuales.

En este sentido quiero citar un ejemplo: hace casi 8 años me tocó una experiencia con un spuesto testigo que por TV decía haber estado en el interior de varios OVNIs de gran tamaño e incluso frente a seres bíblicos compartiendo con ellos cerca de la luna o sobrevolando ese satélite, además de otros comentarios parafernálicos.

Sucedió una vez un episodio con este que quiero narrar porque viene al caso. Cuando en una oportunidad yo lo llevaba en mi auto para ser presentado a otras personas por "casualidad" se presentó un ovni que se movía hacia atrás y hacia adelante de una nube hacia nuestra izquierda por más de 2 minutos, esto a pleno día y con más testigos. El ovni estaba desplazándose a una distancia "aproximada" (en la que no se puede confiar obviamente) de unos 200metros a 1 Km de distancia y quizás a unos 100 metros como máximo de altura (esto en la ilusión de tratar de ubicar al objeto) pero no es posible negar que haya estado a más de 500 km porque estaba a la altura de las nubes. Cuando este objeto fue visto por este supuesto super-testigo de OVNIs y seres bíblicos, este se desesperó gritando y balbuceando como si nunca hubiera visto un OVNI, además de una reacción que denotaba un poco de miedo. En ese momento con mi otro colega investigador no supimos interpretar bien este suceso.

Con el tiempo descubrimos otras cosas de este pseudo-testigo (el Sr. Claudio Pastén o Pastenes) y pudimos entender que el tipo era un fraude pero a la vez un excelente actor que tenía conocimientos de asuntos religiosos que mezclaba en sus narraciones y propagandas. Haciendo un resumen del caso descubrimos que ese incidente ocurrido con el OVNI que se nos presentó ya delataba al pseudo-testigo. Este ejemplo lo cito para que la gente lo pueda tomar como un caso para buscar analogías que permitan descubrir incoherencias y discordancias entre lo que el supuesto testigo o afectado narra en relación con su comportamiento ante un fenómeno similar. Obviamente estos casos son raros y quizás consideran un golpe de suerte tanto para los investigadores como para los pseudo-testigos, pero hay que saber darles la oportunidad que ofrecen.

Volviendo ahora al tema de la abducción y los fenómenos de tiempo perdido (missing time), creo que es un asunto de sobremanera complejísimo porque cuesta lograr determinar patrones en común. Aún en el caso que no hayan rastros físicos (porque eso puede ocurrir en algunos casos) lo único que nos queda es informar a los supuestos testigos de modo que ellos mismos puedan verificar de qué se trató su experiencia. Nadie puede validar ni negar sus casos sino ellos mismos, porque son ellos quienes vivieron el episodio y no nosotros. En el fondo, es la realidad de ellos y no la nuestra.

Esto es similar a lo que ocurre con la ayuda que podemos dar a otros testigos de encuentros con seres desconocidos, sean experiencias benignas o no benignas o incluso neutras (indefinidas).

Respecto a la abducción en sí, conozco al menos dos casos que me parecen tienen gran posibilidad de ser genuinos y al menos en uno de ellos está la componente de la supuesta abducción generacional, osea, que afecta a los padres de los testigos, así como a los abuelos y hermanos y algunos de ellos ya tienen la intuición que eso seguirá con los hijos.

Prefiero no seguir hablando del tema porque es demasiado complejo y fuerte y puede llegar a ser irrisorio si uno comenta algunos de los sucesos "recordados" por los testigos (muchas partes las olvidan o no logran volver a re-memorizar), pues quienes la han vivido y me la han descrito lo pasan "pésimo" e incluso habiendo recordado algunos episodios "frescos" o "recientes" prefieren no asimilarlas porque sienten impotencia de no poder hacer nada y sentirse casi como si se tratara de "conejillos de indias".

Así que el tema de las abducciones, las posesiones demoníacas así como el sub-fenómeno relacionado del "missing time" o "tiempo perdido" transiente (no definitivo) requiere de bastante respeto, estudio, preparación y vocación para tratar de encontrar cosas útiles que les sirvan a los afectados.

Me gustaría poder conocer a más personas que indiquen haber vivido este tipo de episodios pero también tengo que sincerarme y decirles que por asuntos de respeto al anonimato de los testigos no puedo compartir directamente los datos de los afectados que me indicaron sus casos. Lo que sí es posible es enviar a los interesados y posibles afectados de este tipo de episodios ciertos parámetros y aspectos básicos de casos similares así como información de distintos investigadores a modo de proponerles otros casos que les permitan su propia experiencia o datos de esta fenomenología y así evaluar si les pudiera servir de algo.

Saludos y muchas gracias por leer este mensaje.

Atte.

Michel

Edición: 130809
Reedición:

Fín del artículo!
Nota para meditar: Al pasar vio Jesús a un ciego de nacimiento y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿que pecados son la causa de que este haya nacido ciego, los suyos o los de sus padres?" Respondió Jesús: No es por culpa de éste, ni de sus padres; sino para que las obras del poder de DIOS resplandezcan en él". (Este mensaje va en cada artículo de la blog)
...
Publicar un comentario