lunes, octubre 04, 2010

Cómo identificar al experto que se requiere para tratar un caso?

...
Estimados lectores:

las personas que ven la TV o escuchan un programa de radio o leen en una revista encontrarán a un sinnúmero de personajes que son presentados por los panelistas o reporteros como expertos en un tema o investigadores de un tema o peritos o estudiosos de un fenómeno o cualquier otro término similar. A veces incluso los mismos entrevistados se auto-nombran como expertos en esas temáticas.

Pero en relación a lo paranormal y lo OVNI (i.e. en cuanto a fenómenos inusuales) quién es verdaderamente un experto o quién se puede autodenominar (sea de manera personal a si mismo y/o a los demás) como tal?

A la hora de decidir cómo identificar al experto que se requiere para tratar un caso inusual, la verdad es que no hay reglas pero quizás valga la pena proponer ciertas indicaciones que pueden ser de utilidad:

a) dada la naturaleza de este tipo de experiencias que por lo general son personales y no exportables a un laboratorio para replicación científica, es importante recordar que estamos en un campo que por lo general tiene una importante componente subjetiva dado que cada testigo ante un fenómeno similar puede percibir algo similar pero darle además una interpretación algo distinta además de notar cosas especiales que no todos necesariamente descubren. Por ello es muy probable que si un testigo de un fenómeno inusual relata su experiencia de manera plana y sin mayores denominaciones específicas a ciertas ciencias (i.e. sin dar a conocer ciertos términos específicos como por ejemplo OVNI, seres desconocidos, fenómenos paranormales, etc etc) su testimonio será un elemento de interés natural tanto para un psicólogo, como para un psiquiatra, un neurobiólogo u neurocientífico, así como de un estudioso de las halucinaciones tales como ciertos parapsicólogos y ovnílogos. Cada uno interpretará algo distinto de la narración del testigo, pero cuál estará más cerca de saber qué fue lo que verdaderamente le pasó al testigo?

Aquí surge entonces la pregunta de "a quién de todos esos investogadores recurrir para aclarar un caso de esa naturaleza?".

Vamos por partes:

a1) a un número no menor de psiquiatras y psicólogos les parecerá que la experiencia no es más que una halucinación o un experiencia sensitiva con trastornos de la percepción sea cual sea la naturaleza de la anomalía (psicofisiológica, alteración cognitiva, etc etc);

a2) a un número no menor de neuro-científicos (cultores de las neurociencias) les parecerá quizás que la experiencia tenga una interpretación similar al del grupo de psicólogos y psiquiatras especialmente porque ellos como cultores de sus ciencias (biólogos, médicos, psicólogos clínicos, etc) no conocen o dicen no conocer pruebas de la existencia de seres desconocidos o fenómenos paranormales, menos de algunos replicables en laboratorio;

a3) para un número no menor de parapsicólogos y ovnílogos así como investigadores de experiencias religiosas límite (posesión, trance, chamanismo, abducción, etc) la existencia de este tipo de realidades perceptivas no es algo raro sino que mucho más común de lo que se cree pero que se va conociendo en circunstancias especiales debido al problema social de que no siempre son bienvenidas este tipo de experiencias y por tanto los relatos de esos sucesos son condicionados a veces al campo de la enfermedad mental o de la sugestión o el efecto de drogas que perturban el estado de percepción normal (por ejemplo por el uso de estupefacientes o narcóticos).

Algunos de esos estudiosos jamás han tenido ese tipo de experiencias, y quizás ni siquiera han vivido alguna experiencia paranormal cualquiera, pero creen que algo debe haber de cierto en algunos de esos casos.

Por otro lado, para los que hemos vivido ese tipo de experiencias, estamos al tanto de que así como nos ocurrió a nosotros aún sin que lo buscásemos o siquiera supiésemos que existían, perfectamente les pueden ocurrir a otras personas y con un sinnúmero de variantes increíble.

Por ello creemos estar un poco menos sesgados que aquellos investigadores que a priori suponen que estas experiencias inusuales son producto de fenómenos internos de las personas y no fenómenos independientes externos a los testigos. Por ello creemos que no partimos sesgados a la hora de analizar un caso y tampoco prometemos soluciones y creemos que vamos a curar a las personas pues estamos claros que en los casos genuinos de testigos de lo paranormal ellos no son los causantes directos de las experiencias que narran y eso permite que uno entienda que el modo de apoyar a estos testigos es distinto a sólo indicar medicamentos y suponer que toda esa experiencia no es más ni menos que una distorsión producto de una anomalía del sistema nervioso o cosas por el estilo.

a4) para otro tipo de estudiosos que no necesariamente tienen una cercanía laboral con ese tipo de fenómenos (investigadores de sectas, militares, sociólogos, etc), ellos han descubierto en algunos casos que efectivamente son varias las personas que indican haber vivido ese tipo de experiencias anómalas pero que producto de las profesiones que ejercen no les es de mayor interés si estas son ciertas o no sino que prefieren destacar los subfenómenos asociados, por ejemplo a un sociólogo le dará lo mismo si el fenómeno OVNI existe pero quizás no le dará lo mismo el fenómeno social que esto genera.

En otros casos algunos investigadores como algunos militares saben que muchos testigos no mienten a la hora de narrar sus experiencias pero dado que estos han presenciado experimentos militares secretos o sensibles para la opinión pública no pueden develar el desarrollo de estos.

Ahora bien, existiendo muchos otros interesados en este tipo de fenómenos y experiencias, cómo identificar al mejor experto para tratar un caso de experiencias inusuales?

A futuro entregaremos más indicadores, por ejemplo tales como los siguientes:

b) la naturaleza de un caso, cómo sirve para indicar quiénes son los investigadores que más se interesarían en un fenómeno de ese tipo y por ello los que más datos tanto objetivos como subjetivos pueden aportar a los testigos para la resolución del caso o al menos para saber modos de enfocar sus experiencias?

c) la importancia y trascendencia de lo ocurrido en una experiencia, cómo incide en la urgencia de elegir rápido a un experto en vez de otro? El tipo de trauma a veces impone que se deba alterar el orden de especialistas a consultar. Existen efectos a corto, mediano y largo plazo.

Aquí mismo está el aspecto psicológico y espiritual de la persona, así como la incidencia o efecto cognitivo de haber vivido una experiencia de ese estilo y qué tan profundo es el cambio en el estado de un testigo?

d) qué es un caso? Cómo se conforma un caso inusual y cómo saber cuándo estamos frente a uno?

e) cuáles son las fases de un caso? Cómo saber en qué etapa de una experiencia más amplia estamos?

Volveremos sobre estos temas ojalá en un futuro próximo.

Atte.
Michel
esiomajb@gmail.com
Edición:041010
Reedición:
Fín del artículo!
Nota para meditar: Al pasar vio Jesús a un ciego de nacimiento y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿que pecados son la causa de que este haya nacido ciego, los suyos o los de sus padres?" Respondió Jesús: No es por culpa de éste, ni de sus padres; sino para que las obras del poder de DIOS resplandezcan en él". (Este mensaje va en cada artículo de la blog)
...
Publicar un comentario