jueves, noviembre 25, 2010

Sobre la sugestión como causa de percepciones inusuales o anómalas

...
Estimados lectores:

cuando en el mundo de lo ovni y lo paranormal se habla de la subjetividad de los relatos de las personas e incluso de lo débil y frágil de la capacidad de percepción de estos, especialmente invocando estudios de sugestión (sugestibilidad) y autosugestión. Aunque la sugestión se refiere a un proceso psicológico mediante el cual una tercera persona (no el testigo mismo) puede guiar, o dirigir, los pensamientos, sentimientos o comportamientos de un testigo, la diferencia con la autosugestión está en que esta tercera persona es inconscientemente el mismo testigo.

Efectivamente es cierto hay gente que es más sugestionable que otra y del mismo modo autosugestionable. En esto lo típico es revisar los resultados de los test en donde gente ha sido probada en experimentos de placebo como por ejemplo aquellos experimentos psicológicos-médicos en donde a una persona (probante) se le da una tableta que el probante debe tomar y quizás suponer que le generará ciertos efectos, siendo que en los test de placebo la tableta no contiene nada de especial y es solo masa con una forma pero sin componente activo de nada. Algunos reaccionan como si hubiesen sentido el efecto de algo y lo relacionan con la ingesta de la pastilla.

Ahora bien siempre conviene averiguar el detalle de los experimentos y las condiciones en las que fueron realizadas dado que a veces efectivamente hay situaciones que generan mayor o menor comodidad del probante durante el experimento y eso es reportado como un efecto y en realidad lo es pero no de la tableta placebo (por citar ese ejemplo) sino del contexto o ambiente mismo en el que se desarrolla el experimento.

También es cierto que la TV presenta casos o investigaciones de manera sesgada y hace ver ciertos resultados de experimentos realizados con el método científico como si se tratase de algo muy especial siendo que en realidad la información aportada en los estudios es bastante simple pero presentada en TV con desinformación genera una percepción distinta de lo que el investigador científico logró constatar.

También es cierto que los seres humanos caemos con facilidad en trampas percepctivas y cognitivas con lo que los casos reales de posibles personas que han sido testigos de fenómenos especiales y genuinamente inusuales, terminan siendo metidos en una misma bolsa de gatos y finalmente desacreditados junto con el resto de los casos que no eran genuinamente paranormales u OVNI o sea cual sea la naturaleza inusual de esas vivencias.

Aunque la ciencia del método científico intenta probar la genuina realidad independiente de este tipo de casos paranormales, lo logrado hasta ahora son pocos casos contundentes pero no por ello dejan de tener importancia.

Lamentablemente en el mundo de los investigadores creyentes de lo paranormal existen muchos casos fraudulentos o nunca investigados como corresponde (sean realmente inusuales o no) y los escépticos tienen en parte razón aunque estos hasta ahora no han hecho más que criticar sin contribuír significativamente en el tema, es decir, no hacen críticas constructivas y de hecho creen que no vale la pena pues según estos no existe nada real en todo ello y por ello no habría siquiera necesidad de investigar ni menos de crear algo.

En gran parte es lo que complica a las ciencias (o pseudociencias o protociencias) como la parapsicología aunque cuando a uno le toca vivir un caso de frente las cosas son totalmente distintas y ya uno no tiene vuelta atrás en ese momento y descubro por cierto tiempo (en la medida que esa experiencia aún le sea trascendente) de que existen otras cosas que desconocemos y de las cuales nadie nos ha informado como corresponde y eso ocurre porque no es posible ir a un supermercado y comprar un ticket para asistir a un evento (por ejemplo de circo) como por ejemplo el de un avistamiento OVNI in situ, o el estar en el 1 minuto peak de una posesión (como llegar a la mejor parte de la escena), etc etc.

Pero cuando uno ha vivido este tipo de experiencias el mundo cambia para uno como testigo (en relación a la cosmovisión, la realidad personal y las creencias) y ese efecto es importante ya que no se puede llegar y desconocer que sabe esa vivencia vivida es cierto por mucho que miles no lo hayan vivido “aún” (o peor, que “no lo recuerden aún”) aunque también es cierto que varios de “esos miles” si vivieron experiencias paranormales (inusuales) y aún siendo pocos (en términos de porcentaje) ellos no se lo cuentan a nadie a menos que se den las condiciones. Yo conozco cada cuento y cada narración de casos, y no crean que la gente sabe de antemano que yo soy un estudioso o interesado en estos temas. Ahora bien, para averiguar más es cosa de saber preguntar y de estar en el lugar y en el contexto adecuado. Eso se llama “olfalto y tacto” por decirlo de otro modo aunque algunos preferirían denominarlo “experiencia y constancia”.

El resto de las personas sigue la normalidad tradicional (que indica que este tipo de sucesos, fenómenos, vivencias y percepciones inusuales no existe) pero es bueno saber que si de pronto uno escucha algo de ese estilo hay que estar conscientes de que efectivamente existen casos reales como los que le tocó vivir a uno.

Ahora bien, por otro lado está lleno de chantas pero también está lleno de personas que no se interesan en el tema y que por ello la carga de denuncia de estos chantas es muy grande para los pocos pelagatos que sacamos la cara por estos temas. ( ;-) ) .. y en esos casos se incluyen a veces la presencia de sectas cohercitivas y etc etc

saludos


Atte.
Michel
Edición: 251110
Reedición:
Fín del artículo!
Nota para meditar: Al pasar vio Jesús a un ciego de nacimiento y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿que pecados son la causa de que este haya nacido ciego, los suyos o los de sus padres?" Respondió Jesús: No es por culpa de éste, ni de sus padres; sino para que las obras del poder de DIOS resplandezcan en él".
(Este mensaje va en cada artículo de la blog)
...
Publicar un comentario